Reportajes Business

Google vende inteligencia artificial para crear inteligencia artificial

Google utiliza la técnica mientras crea sistemas que pueden reconocer rostros, productos, paisajes y otros objetos en fotos.

Google vende inteligencia artificial para crear inteligencia artificial

El nuevo servicio es parte de una iniciativa generalizada por expandir el poder de la inteligencia artificial moderna a los negocios.

Durante varios meses, Google ha utilizado la  inteligencia artificial para construir otros sistemas de inteligencia artificial 

Ahora la empresa planea vender este tipo de tecnología “de aprendizaje automático automatizado” a otros negocios de todo el mundo. El miércoles, Google presentó un servicio de computación en la nube, el cual, según lo promociona la empresa, sirve para construir un método llamado sistema de visión artificial que se adapta a tus necesidades particulares, incluso si tienes poca o nula experiencia con el concepto que lo hace funcionar.

Por ejemplo, si eres un radiólogo, puedes utilizar tomografías computarizadas para capacitar de forma automática un algoritmo de computadora que identifica síntomas de cáncer de pulmón. Si manejas un sitio web de bienes raíces, puedes crear un algoritmo que distinga entre salas de estar y cocinas, o entre baños y habitaciones.

Al menos esa es la promoción.

“No necesitas un doctorado en aprendizaje automático”, afirmó Diane Greene, quien supervisa el grupo de Google que trabaja con la computación en la nube. “Pero hasta puedes construir un modelo de aprendizaje automático altamente preciso”.

Como muchas de las empresas de internet más grandes del mundo, en años recientes Google ha comenzado a depender del aprendizaje automático: algoritmos de computadora que pueden aprender tareas por si solos analizando grandes cantidades de información. Estos incluyen sistemas que aprenden a reconocer comandos hablados a teléfonos inteligentes o traducen de un idioma a otro. También incluyen algoritmos que aprenden a construir otros sistemas de aprendizaje automático.

Google utiliza la técnica mientras crea sistemas que pueden reconocer rostros, productos, paisajes y otros objetos en fotos. En algunos casos, estos algoritmos son más precisos que algo diseñado solo por ingenieros.

El nuevo servicio es parte de una iniciativa generalizada por expandir el poder de la inteligencia artificial moderna a los negocios que prácticamente no están familiarizados con esta tecnología, la cual evoluciona de manera veloz. Como Google, una empresa nueva llamada Clarifai ofrece un servicio en línea que sirve para que los clientes capaciten a los algoritmos de visión artificial.

Al mismo tiempo, varias empresas nuevas, como Data Robot en Boston y H2O.ai en Silicon Valley, ofrecen servicios diseñados para que los negocios analicen cómo se comportaron en el pasado los productos, los clientes, los mercados y los empleados, y predigan cómo se desempeñarán en el futuro.

“Buscan automatizar la ciencia de datos en general”, afirmó Randy Olson, un científico de datos de Life Epigenetics, una empresa con sede en Portland, Oregón.

Los gigantes de la tecnología como Google, Amazon y Microsoft han contratado a una buena parte de las personas especializadas en las técnicas de aprendizaje automático que están acelerando rápidamente el progreso de la inteligencia artificial: una comunidad de tan solo 10.000 investigadores a nivel mundial, según un estimado. Esto quiere decir que la mayoría de los negocios no tiene el talento suficiente para explorar lo último en aprendizaje automático.

La pregunta es si estos nuevos servicios funcionarán como se publicitan y qué tan rápido evolucionarán en los años por venir.

Google, Amazon, Microsoft y otras empresas ya ofrecen servicios de computación en la nube que permiten a los negocios agregar algoritmos existentes de aprendizaje automático a sus propios productos. Una empresa puede tomar el algoritmo de visión artificial de Microsoft, por ejemplo, y ponerlo en una nueva aplicación para teléfonos inteligentes.

Sin embargo, con este nuevo servicio, Google va un paso más adelante, al proporcionar una forma automatizada para que los negocios creen nuevos algoritmos. Los negocios pueden subir sus propias imágenes, ofrecer una lista de los objetos que aparecen en ellas y entrenar a sus propios sistemas de visión artificial, con lo cual resolverían tareas que es probable que no maneje la tecnología existente, de acuerdo con Google.

En un inicio, Google tendrá disponible este servicio solo para un pequeño grupo de negocios. Un gerente de productos de Google, Rajen Sheth, señaló que la empresa iba a trabajar con estos clientes para determinar el costo.

Risto Miikkulainen, un profesor de ciencias de la computación de la Universidad de Texas, campus Austin, quien ha explorado durante mucho tiempo el tipo de tecnología que respalda el nuevo servicio de Google, coincidió en que tenía el potencial de ayudar a otros negocios para que construyeran su propia inteligencia artificial.

“Es una tecnología en verdad poderosa”, afirmó Miikkulainen, quien también es vicepresidente de investigación en Sentient Technologies.

Sin embargo, hay ocasiones en las que no existe un sustituto para la clásica mano de obra humana. Con el nuevo servicio de Google, los humanos deben etiquetar la información antes de que el sistema aprenda de ella. Google puede proporcionar etiquetadores humanos, del mismo modo que lo hacen las empresas como CrowdFlower.

E incluso cuando un servicio en línea automatice con éxito una tarea, tal vez no valga tanto la pena utilizarlo.

James Bradley y su empresa con sede en Londres, NMT Vision, alguna vez utilizaron Clarifai para entrenar y operar algoritmos para identificar sitios web que están vendiendo productos que infringen los derechos de autor. No obstante, Bradley y su empresa ahora manejan este asunto por sí mismos, principalmente porque el costo es menor.

 

Autor: Cade Metz
© The New York Times 2018

Tags relacionados

Espacio Patrocinado