Tendencias

5 claves para generar confianza dentro de las empresas

Según la consultora inglesa FTSE Russell, invertir en empresas GPTW genera retornos tres veces mejores que otras.

5 claves para generar confianza dentro de las empresas

Alex Edmans, profesor de London Business School, demostró que la cultura incide en los índices de retorno de las empresas.

Generar confianza parece ser una tarea compleja, especialmente en una empresa, donde las diversas responsabilidades requieren considerable atención, y donde los líderes tienen un tiempo limitado para dedicarse a cada una de sus actividades. Sin embargo, está demostrado que preocuparse por crear una cultura organizacional de confianza, vale la pena en términos de resultados. Según un análisis del profesor Alex Edmans, catedrático de London Business School, los 100 Mejores Lugares para Trabajar en Estados Unidos ofrecieron un rendimiento que sobrepasó al de sus pares en un 2% a 3% por año durante un periodo de 26 años. Para decirlo de manera simple, a las empresas que tratan bien a sus colaboradores les va mejor. Esto cambia de manera fundamental el modo en el que los gerentes ven cómo se relacionan con sus colaboradores.

Al compararlas a estas empresas con un grupo de organizaciones que presentan índices de confianza más bajos, se confirman las contribuciones positivas del esfuerzo por crear un ambiente de confianza respecto del éxito financiero global, donde los directivos son dignos de crédito, los empleados son tratados con respeto y donde las políticas y prácticas se caracterizan por ser justas. En lugares de trabajo con índices altos de confianza, los empleados muestran mayores niveles de cooperación dentro de sus equipos y entre departamentos y divisiones, así como mayores niveles de compromiso con su trabajo, con el desempeño de la organización y con la visión de los directivos de la empresa. Así, la calidad de la cultura que se ha creado en el lugar de trabajo conduce a la creación de organizaciones mucho más exitosas, que cosechan diversos beneficios.

Estos beneficios, según el análisis de Edmans, retornan a la organización en forma de menores costos para las funciones básicas de la empresa o como un retorno mayor sobre un bien, como la capacitación y el desarrollo, que contribuyen a la calidad total del lugar de trabajo y a la competitividad de la empresa. En ese sentido, invertir en el bienestar y la satisfacción de los colaboradores genera mayores tasas de retención, motivación y productividad. No obstante, a pesar de las evidencias, muchos líderes aún se preguntan si esta inversión impacta en los resultados financieros de largo plazo. Precisamente, el análisis de Edmans buscó resolver esta interrogante, si invertir en los colaboradores lleva a un mejor desempeño o si ese bienestar era una consecuencia del éxito financiero de empresas con dinero para invertir en sus colaboradores.

INVERSIÓN Y RETORNO
Edmans analizó información cuantitativa y cualitativa de las listas de los Mejores Lugares de Great Place to Work, elaboradas desde 1984, que incluyen únicamente aquellas empresas cuya cultura organizacional valora la confianza. Para saber si el alto rendimiento fue el resultado del trabajo de los colaboradores dentro de un entorno positivo, Edmans aisló este bienestar y enumeró otros factores: sector, tamaño, oportunidades de crecimiento, retornos anteriores, entre otras variables. Después de cuatro años de investigación, demostró que el bienestar de los colaboradores era lo que llevaba a un desempeño financiero positivo, y no al contrario. En ese sentido, el profesor descubrió que el estudio Trust Index de Great Place to Work se ha convertido en un indicador referente de alto valor para tomar decisiones de inversión. 

Cabe la pena revisar los resultados históricos de la bolsa de valores. Según la consultora inglesa FTSE Russell, que lleva a cabo investigaciones independientes para analizar el rendimiento en la bolsa de valores de las empresas que forman parte de la lista de la revista Fortune - “Los 100 Mejores Lugares para Trabajar”, está demostrado que si se invierte en estas empresas, y cada año se deja de invertir en las que se eliminan de ella, para destinar dinero en las nuevas empresas que se incorporan al indicador, el retorno de la inversión sería aproximadamente tres veces el retorno del mercado general. Los retornos acumulados representan la suma y promedio del desempeño financiero trimestral acumulado de las empresas que cotizan en la bolsa dentro de los dos grupos durante el periodo de cuatro años. 

Los retornos anuales representan la suma y promedio de los retornos trimestrales, considerando el retorno anual de cada año, independientemente de los años anteriores. Este análisis fue realizado internamente en el Great Place to Work Institute con la misma metodología utilizada por el Russell Investment Group, que lleva a cabo estudios anuales del desempeño de las 100 Mejores Empresas. Los resultados confirman que el desempeño financiero de estas últimas, tanto acumulado como anual, es notablemente más sólido que el de las empresas dentro del grupo de las 100 empresas con menor índice de confianza de la lista de aspirantes de los años 2004-2008, con una diferencia de desempeño significativa confirmada al nivel del 0.05.

Del mismo modo, en el caso peruano, las Mejores Empresas para Trabajar poseen indicadores de Confianza que alcanzan los 87 puntos sobre 100, muy por encima de los 71 puntos, que corresponde al promedio del resto de empresas que participan en el estudio Los Mejores Lugares para Trabajar que no llegan a ser considerados entre los 50 mejores. Los estudios ponen en evidencia, una y otra vez, que las empresas cuya cultura valoriza la confianza tienen mayor éxito, cuando se trata de temas como Desempeño y retornos de la bolsa de valores, Innovación, Agilidad, Retención de colaboradores, Ventas y crecimiento, Desarrollo de liderazgo, Satisfacción de los clientes, Compromiso de los colaboradores y Gastos y preferencias del consumidor. Los efectos de una cultura que valora la confianza se extienden más allá del desempeño y los resultados de la empresa, pues tocan hondo en los deseos de los colaboradores.

Después de todo, los trabajadores pasan más de la tercera parte de sus vidas en el lugar de trabajo. Por eso, las empresas deben ofrecer un ambiente laboral que tome en cuenta los deseos elementales de las personas, fomentando las relaciones positivas. Las empresas que forman parte del ranking Great Place to Work representan un movimiento a favor de la confianza en la cultura organizacional, empujando a las organizaciones a ser mejores lugares para trabajar. Pero, ¿cómo crear culturas de alto desempeño? Según Great Place to Work, existen cinco elementos clave para convertir a las empresas en mejores lugares para trabajar.

Ahora, ¿estás listo para convertir tu empresa en un mejor lugar para trabajar? 

Tags relacionados

Espacio Patrocinado