Tendencias

¿Cómo se desempeñará la economía en este segundo semestre?

Se espera una ligera mejora en las cifras de crecimiento económico del PBI, con miras a consolidar un 2018 más prometedor.

¿Cómo se desempeñará la economía en este segundo semestre?

Los proyectos de inversión destrabados, así como el incremento del gasto público por efectos de la reconstrucción de infraestructura en el norte del país, se reflejará todavía en el 2018, con proyecciones de crecimiento del 4% de PBI.

Hace exactamente un año el presidente Pedro Pablo Kuczynski anunció tres metas importantes del gobierno al año 2021: duplicar las exportaciones hasta alcanzar los US$66.000 millones, reducir la informalidad laboral para pasar de 70% a 50% y destrabar los principales proyectos de infraestructura. No obstante, como ha reconocido el propio primer ministro Fernando Zavala el pasado 29 de julio, el ajuste fiscal de octubre de 2016 (que frenó el gasto en inversión pública) le restó dinamismo al crecimiento económico, dificultando el avance de las metas planteadas.

Por otro lado, al mal desempeño de la economía se le sumaron factores no previstos, como los efectos nocivos del Fenómeno del Niño costero. Y también el caso Lava Jato, cuyo principal protagonista, la empresa brasileña Odebrecht, fue hasta el año pasado una de las principales empresas concesionarias del Estado. Este último proceso, que hasta la fecha implica penalmente a dos expresidentes, representó otro golpe en el PBI. Solo la conclusión del contrato del Gasoducto Sur Peruano a fines de enero castigó el PBI de este año en 0,5%.

La paralización del proyecto Chinchero elevó más el clima de desconfianza entre empresarios e inversionistas, afectando enormemente las cifras de empleo y recaudación de impuestos. En ese contexto, las proyecciones del crecimiento económico para este año no han dejado de reducirse. En abril, el FMI redujo de 4,3% a 3,5% el crecimiento. Para mayo, las cifras se redujeron más, de 3,5% a 2,7%. Por ese motivo se habla ahora de un crecimiento del orden del 2,5%. Sin embargo, se espera que para 2018, en línea de los objetivos del gobierno, el crecimiento esté cercano al 4%.

En este contexto, para analizar cómo se desempeñará la economía este segundo semestre del año, conversamos con el profesor Alfredo Zamudio, docente en la Escuela de Postgrado de la UPC, quien advierte que este año será clave para definir las proyecciones respecto del año 2018.

¿Cómo se desempeñará el Perú en términos económicos este segundo semestre?
En principio, durante la primera mitad del año, las proyecciones de crecimiento cayeron del orden del 4% al 2,8%. Entre las razones fundamentales tenemos el caso de Lava Jato, que afectó todos los proyectos en los que estaba comprometida la empresa Odebrecht en calidad de concesionario. Por otro lado, el Fenómeno del Niño costero agregó su cuota de retroceso. Tenemos también a dos expresidentes comprometidos penalmente, uno detenido y otro prófugo. A estas razones coyunturales se sumaron otras de carácter más fundamental.

La agricultura no está en su mejor momento, principalmente la agroindustria. La recaudación tampoco está en el rango de lo planificado, alcanzando un 18% del PBI. En términos estructurales, sectores como Salud y Educación están atravesando graves crisis, con médicos y maestros en huelga, que reclaman mejores salarios. Por todas estas razones, el desempeño de la economía será lento en lo que resta del año, pero se espera que para el 2018 volvamos a crecer en alrededor del 4%. Mientras que en la agroindustria se espera que se recupere, generando empleo e impacto en el consumo.

Hasta hace unos años era difícil hablar de proyecciones de la economía sin dejar de mencionar algún proyecto minero. Sin embargo, ahora, al hablar de proyecciones, casi ni se mencionan.
Los proyectos mineros perdieron dinamismo no solo por la falta de voluntad política del gobierno pasado por sacarlos adelante, sino por el precio de los metales, que empezó a caer y dificultar el interés del los inversionistas. Sin embargo, desde inicios del año, existen motivos para ser más optimistas respecto de los precios, para que las operaciones mineras recuperen el dinamismo que habían perdido, generando un efecto multiplicador en la economía.

¿Cómo se desempeñará la economía en este segundo semestre?

¿Se prevé una mejor situación hacia el año 2018?
Sin duda. Si los factores coyunturales son enfrentados de forma oportuna, y los de orden estructural son atendidos de forma más apropiada, diría que existen fundamentos para pensar que creceremos en el orden del 4%.

¿Observa de parte del Gobierno una mayor atención de los problemas que enfrentan?
Se ha anunciado el interés de apostar por un incremento en la inversión pública, de cara a la reconstrucción del norte del país, a lo que se debería sumar las inversiones por los Juegos Panamericanos y los proyectos de inversión privada destrabados. En este contexto, a pesar de que la inversión privada es menor a la pública, un mayor dinamismo de la pública estimula un clima de mayor confianza, generando más movimiento, empleo, ingresos y consumo.

¿El caso del aeropuerto de Chinchero provocó un retroceso de la inversión privada?
Más que el caso Chichero, son los temas que giran alrededor, como el riesgo político y el administrativo, que se hacen mediáticos y genera un clima que hace que los empresarios tengan cautela. Es lo mismo que pasa en los mercados globales, donde el capital se pone nervioso frente a la información que recibe de los diferentes indicadores.

¿El mensaje de 28 de julio generará la confianza que se espera?
Los peruanos, en general, empresarios, ciudadanos, trabajadores, esperan que haya una intervención del Estado en términos de la promoción de las inversiones, sin descuidar el comportamiento de otros sectores, como la salud y la educación. Es importante que estemos atentos al desarrollo del plan del Gobierno para la reactivación de la economía, de manera que podamos ver que se está orientando a las proyecciones de crecimiento.

 

Te puede interesar...

 

Tags relacionados

Espacio Patrocinado