Tendencias

Luis Arce: "Se debe crear oficinas bajo la experiencia del trabajador"

El arquitecto y gerente de 3g office Perú nos cuenta sobre las tendencias de diseño en las oficinas.

Luis Arce: "Se debe crear oficinas bajo la experiencia del trabajador"

La productividad se eleva entre 25% y 30% cuando los colaboradores están contentos con sus espacios de trabajo.

En términos de diseño de oficinas, se habla principalmente de dos temas en los últimos años: tecnología y productividad. Pero, en el medio de estos conceptos, el arquitecto Luis Arce, CEO de 3g office Perú, considera que existe un elemento central a la hora de pensar en las nuevas tendencias del diseño de espacios de trabajo: la persona. “La experiencia del trabajador debe ser el eje y alrededor de este deberán girar los otros conceptos. Eso quiere decir que, al momento de definir los espacios, se deberá pensar primero en la necesidad de los colaboradores. Pero no solo cómo un lugar para que se desarrollen y hagan sus actividades de la mejor manera, sino que la experiencia de estar allí sea completa, desde el lobby hasta los espacios comunes”, dice Arce.

Según este arquitecto, significa que se debe pensar en el lobby, en la cantidad de luz natural que existe, en el comedor y hasta en la comida que allí se recibe. Además, cuenta que la tendencia apunta a la implementación de kitchenettes o barras con frutas y alimento balanceado.

“El usuario de las oficinas se ha terminado convirtiendo en el cliente. Es decir, más que el mismo espacio, son las personas las protagonistas, por lo que todo debe ser funcional a ellas”, explica Arce. Parte de ese enfoque son las oficinas Open Space, concepto que se refiere a las oficinas de espacios más desocupados, con más ambientes para salas de reuniones, pasillos, áreas comunes y cafeterías. Además, áreas más invadidas por luz natural, para hacer más humano el espacio de trabajo.

¿Las empresas de hoy le temen menos al Open Space o todavía prevalecen algunos prejuicios?
Todavía hay gente que tiene un poco de dudas con respecto al Open Space. Lo que pasa es que la gente malentiende estos espacios. No es solamente que una persona vaya a trabajar en un espacio abierto. Este concepto tiene que ir acompañado de otros espacios complementarios, porque parte de la experiencia de las personas es trabajar en base a la colaboración, pero también se necesita cierta privacidad.

Es decir, en el Open Space, ¿hay lugar para la privacidad?
Por supuesto. Las personas tienen que tener espacios de privacidad también. No todo el mundo puede estar todo el día en áreas colaborativas (salas de reunión o mesas de trabajo compartidas) mirándose las caras. Tienen que haber espacios también complementarios que satisfagan esa necesidad de privacidad que se requiere a veces. Y también están las áreas de recreación.

Las zonas de recreación son contrarias a lo que un ejecutivo tradicional esperaría de un área de trabajo.
Tenemos que entender que el mercado laboral en el mundo está cambiando, y cada vez es más la gente de la generación millennial la que ocupa más espacios en las oficinas. Se trata de una generación con otra expectativa del área labora, y necesita para mantener su productividad, su creatividad y su capacidad de innovación espacios complementarios de recreación, de recarga, de comida o de reunión informal. Todo eso es Open Space para que funcione. La gente que está en contra del paquete que representa el Open Space no lo entiende.

¿Por qué son importantes estos espacios de reunión informal en las nuevas oficinas?
Porque permiten hacer networking interno, conocer a las personas que trabajan en otras áreas, entender con mayor profundidad el negocio, descubrir formas de aportar a otras áreas y la posibilidad de innovar compartiendo ideas y proyectos. Son áreas que, si uno hace un paralelo con la ciudad, vendrían a ser los parques donde nos vemos con los vecinos. Por eso existen edificios modernos que están complementando su propuesta inmobiliaria con más áreas comunes, sobretodo en el caso de edificios de vivienda. Creo que, en el caso de edificios de oficina, esto se puede potenciar, pensando en el networking entre las empresas vecinas en un mismo edificio.

¿Cuáles son los argumentos que utilizan para explicarle a un empresario que estas áreas complementarias son tan o más importantes que las mismas zonas de trabajo?
Los argumentos, sobre todo si se trata del dueño de la empresa, van por el lado económico de la rentabilidad, que la gente va a ser más productiva, aunque sea difícil de medir la productividad. Nosotros tenemos un servicio de gestión del cambio, que es Change Manager, donde le enseñamos a la gente a usar estos nuevos espacios de trabajo. Todo esto debe venir acompañado de la filosofía de la empresa, porque se trata de un cambio en la metodología de trabajar o del modo de trabajar. A veces no es fácil adaptarse y entonces hay que explicarle a la gente, entrenarla para que el cambio, cuando se pasa de un espacio de cubículo a un Open Space, sea más suave. De esa forma la transformación no es brusca y genera más resultados positivos.

¿Es posible establecer un paralelo entre la sensación que puede tener el colaborador de sentirse bien en un espacio, con el incremento de su productividad?
Nadie ha hecho una medición de cuánto puedes ser más productivo, en el término económico, pero se sabe que la productividad se eleva entre 25% y 30% cuando el colaborador está más contento. Lo que puedes medir entonces es que la gente está más cómoda, que a la gente le gusta más ir a la oficina que antes, que la gente pasa más tiempo en la oficina, que los egresados más talentosos quieren ir a trabajar a esa empresa porque hay espacios que son modernos, que les funcionan, que son más flexibles. Si tienes todo eso, vas a ser más productivo.

El entorno tiene repercusión en las personas, en su salud, el bienestar, la felicidad y la productividad. Un espacio confortable originará nuevos vínculos de confianza. Temas como la vegetación en interiores, la luz natural y políticas de alimentación saludable, así como de incentivos para hacer ejercicio, se suman al diseño.

¿Cuál consideras que será el próximo gran cambio en los espacios de oficina?
La incorporación de elemento de la naturaleza dentro de los espacios de trabajo se ha convertido en una tendencia a nivel mundial. El ritmo agitado del desarrollo de las operaciones en las empresas, genera en muchas ocasiones grandes niveles de estrés y ansiedad entre los colaboradores, y es por esto que las empresas optan cada vez más por el diseño de espacios que permitan a sus trabajadores contar con un ambiente agradable que otorgue las herramientas para fomentar la creatividad, la eficiencia y el buen clima laboral.

El diseño biofílico se caracteriza por poner en contacto la arquitectura con la naturaleza, insertando elementos ecológicos en la construcción de edificios y, ahora, en oficinas. Todo ello con el objetivo de reconectar a las personas con la naturaleza.

Luis Arce: "Se debe crear oficinas bajo la experiencia del trabajador"

 

También te podría interesar...
[The Case Center: 5 autores con los mejores casos de un MBA]

Tags relacionados

Espacio Patrocinado