Tendencias

[VIDEO] Conoce las perspectivas económicas para este 2017

Para el Doctor Alfredo Zamudio, experto en economía global, este podría ser un año positivo para las empresas peruanas.

El experto en economía internacional nos dice la proyección económica para este año, a partir de dos factores importantes: minería y construcción.

Las desconcertantes declaraciones del presidente Donald Trump en materia de comercio internacional, así como las bajas expectativas del crecimiento de China, podrían llevar a muchos analistas a creer que la economía global atravesará más dificultades. No obstante, para el profesor Alfredo Zamudio, Director Académico del Área de Administración de Postgrado UPC, a medida que avanza el 2017, las cifras podrían sugerir lo contrario.

¿Cuál es la situación de la economía global para este 2017 respecto del Perú?
Nosotros, como muchos otros países de la región, hemos sido beneficiados por los precios internacionales de los metales. En la medida que estos se deprimieron, nuestras economías también lo hicieron. Pero, para este año, la perspectiva de los precios de los metales es alentadora.

En el caso del cobre el precio de este oscilará entre 4.700 y 4.900 dólares la tonelada; el zinc llegará a los 2.300 dólares, superando el precio del año pasado, que era de 2.250 dólares; el oro se espera que cotice a 1.300 dólares (en el 2016 su precio fue de 1.248 dólares); la onza de plata sube de 17 a 18 dólares.

En general, más allá de la precisión de las cifras, se trata de un escenario alentador. Esto permite que empresas como Southern Perú o Cerro Vede, crezcan entre 60% u 80%. En el caso de las empresas dedicadas a los polimetales, como Volcan o Milpo, estas también se verán beneficiadas. En general todo se traduce en el hecho de que los metales van a pasar por una ola favorable, que impulsará el crecimiento de la economía.

Pero la minería no representa más de 15% del PBI.
Es verdad. Sin embargo, posee un efecto multiplicador y mueve otros sectores. La minería hace que el crecimiento, en términos potenciales, se afiance. La cifra que proyecta el Fondo Monetario Internacional (FMI) de crecimiento para el Perú se elevó de 4,1% a 4,3%. Es creíble, es parte de la expectativa.

¿Qué diría de los representantes de los gremios empresariales, que no son tan optimistas?
Los comprendo. Estamos en una etapa de transición. Evidentemente, en el corto plazo, no vamos a sentir los efectos de lo que yo sustento, porque son proyecciones. Si miramos al futuro, vamos a ver este escenario. Pero, en el presente, estamos en un periodo de transición. Atravesamos una crisis coyuntural, debido al caso Odebrecht, que plantea retos políticos y corporativos.

Este suceso ha remecido de tal manera el sistema, que las relaciones de negocio, comerciales, entre empresas y el Estado no volverán a ser las mismas. Las medidas que se dicten a partir de este momento deberán ser radicales para reconstruir la confianza empresarial y el riesgo administrativo.

¿En qué consiste el riesgo administrativo?
Es un componente importante del riesgo en el país. Si vemos entre los varios riesgos, operativos, financieros, entre otros, el componente más importante es el administrativo, porque está vinculado a la labor del Estado. Este se expresa en que las empresas se demoran más en constituirse, en donde los trámites o los permisos desalientan a los inversionistas.

Muchas empresas que fueron pilladas en actos de corrupción, como Enron, Arthur Andersen, Daewoo Motors, entre otras, desaparecieron, ¿las cosas se podrían poner peor si las empresas implicadas en el caso Odebrecht pasan por el mismo final?
Son dos espectros. El particular, en el que Graña y Montero se cae a pedazos. Muchos hablan de la posibilidad de que cambien de nombre, de líderes, pero no es tan fácil. El otro tema es corregir la relación del Estado con las empresas que le proveen servicios. Eso va a generar una disminución del riesgo administrativo y una mejor percepción del país.

¿Qué sectores serán los más beneficiados este 2017?
Todos aquellos enlazados al comportamiento de la minería. La construcción va a verse beneficiada, además de los servicios, las consultorías, y de igual manera los trabajos conexos a la minería, como alquileres de equipos y venta de maquinarias. Pero eso jala a otros sectores, porque la gente se viste, come y tiene gastos. Se van a mover otros sectores de forma colateral.

¿Y las empresas ligadas al comercio internacional? ¿Cómo se verán beneficiadas, en este contexto en el que Estados Unidos critica los tratados de libre comercio, y que China se alza como el promotor del libre comercio?
Hay un principio teórico: cuando hay interacción de las plazas, hay dos elementos fundamentales, la capacidad de adquisición de una plaza frente a otra y la capacidad de de esta misma, en términos de relación, cambiaría de forma favorable. Si esta es positiva, un país le va a comprar mucho al otro, elevando los precios por efectos de la oferta y la demanda. Hay algunas situaciones especulativas. Respecto de Estados Unidos, todas son solo expectativas.

Si bien no estamos acostumbrados a las propuestas radicales del presidente Trump, el Perú ya ha pasado por muchas situaciones similares. No es totalmente seguro que el periodo de este presidente será negativo. No podemos afirmar eso aún. Lo que ocurre ante la especulación es que los mercados se ponen nerviosos, pero al tomar medidas, como cuando la Reserva Federal sube las tasas, los mercados se calman.

[VIDEO] Conoce las perspectivas económicas para este 2017

Tags relacionados

Espacio Patrocinado