Raza de Campeón

El club que nació campeón. Así lo llamaban.

La tarde del 7 de diciembre de 1956 Sporting Cristal gritó campeón por primera vez. Fue una campaña decisiva en la vida futbolística del país: la empresa privada –la Corporación Backus & Johnston de los esposos Ricardo Bentín y Esther Grande– se había sumado un año antes –el 13 de diciembre de 1955– al joven fútbol profesional peruano para refundar el club rimense más querido. Fue polémico, pero qué decisión revolucionaria no lo es. Se llamó Sporting Cristal y solo meses después de la fusión con el Sporting Tabaco, esa tarde del 7 diciembre del 56 goleó fácil al Carlos Concha del Callao 4-0. Y aunque tuvo que esperar un resultado más para abrazarse y celebrar, sabía que el primer título se iba a la vitrina de la casa en su estreno como club profesional. Y sabía que no iba a ser el último.

Sesenta años después, el club que nació campeón celebra sus Bodas de Diamante con el primer objetivo cumplido: ser la institución modelo más sólida del país. Tiene todo: infraestructura, planificación, jugadores, ídolos, campeonatos. De Alberto Gallardo a Alfredo Quesada. De Julio César Uribe a Roberto Palacios. De Juan Carlos Oblitas a Sergio Markarián. De Jorge Soto a Carlos Lobatón. Y tantos otros. Cristal celebra con el sueño intacto de repetir la gesta de la Copa Libertadores 1997, esa final ante Cruzeiro, cuando tocaron la puerta de la gloria y vieron de cerca que sí, que el cielo puede ser celeste.

Este especial busca recordar los episodios memorables de uno de los tres grandes del Perú. El club que nació campeón lo sabe y ahí va, caminando seguro para volver a tocar la cima que tanto se parece al color de su camiseta.

17 veces campeón

el recordado rap celeste

A inicios de los 90, Cristal era una máquina. El grupo de rock Dudó quiso inmortalizar el momento con el rap celeste, en el que juntó a la Pepa Baldessari, Antón, Maestri y Olivares, entre otros. Fue un boom. Desde entonces, es casi un himno para los hinchas.

Los ídolos

— alberto — gallardo

‘60-‘63 / ‘68-‘76

El ‘Jet’ no solo le dio nombre al estadio rimense, sino que además ofreció goles, títulos y una enseñanza invalorable. Puntero izquierdo veloz, potente y de fuerte disparo, Gallardo tiene cuatro campeonatos como jugador y uno como técnico, además es el segundo goleador histórico del club bajopontino (149). Pero su legado estuvo en formar jugadores como Pablo Zegarra, Flavio Maestri, ‘Chorri’ Palacios, Miguel Rebosio, Erick Delgado, Alberto Rodríguez…

— alfredo — quesada

‘67-‘85

En sus 18 años de carrera profesional, el ‘Flaco’ solo defendió una camiseta: la celeste. Ello, sumado a su incansable recorrido como volante mixto con mucha recuperación y visión de juego, lo hizo uno de los íconos más grandes de la historia cervecera. Sus ‘tres pulmones’ lo hacían un jugador que jamás se rendía y no paró hasta coronarse seis veces campeón nacional. Fue capitán indiscutido del equipo en los 80, un fijo en el once ideal de todos los tiempos.

— julio césar — uribe

‘75-‘82 / ‘88 / ‘91

Es la joya más preciada de Sporting Cristal. Lo bautizaron como el ‘Diamante’ por su brillo inigualable en la cancha, por su exquisita habilidad que mareaba rivales y rompía las defensas más recias. Dotado de una gran técnica, Uribe fue incluso considerado el tercer mejor jugador de Sudamérica en 1981, solo superado por Diego Maradona y Zico. En la historia rimense no existirá un ‘10’ de magia tan prodigiosa como Julio César, un verdadero emperador del buen fútbol.

— roberto — palacios

‘91-‘96 / ‘01-‘02 / ‘07-‘12

Su físico no le impidió triunfar y convertirse en un gigante. No llegaba al metro 70, pero el ‘Chorrillano’ tenía un inmenso corazón que le permitió ganarse el paraíso celestial. En el Perú solo se vistió de celeste, y su amor por Sporting Cristal lo profesó en cada uno de sus potentes disparos que terminaron en las redes contrarias. Pequeño, escurridizo, habilidoso, valiente, Palacios es el símbolo de los inolvidables años 90, el del tricampeonato histórico.

hablan los Símbolos

alfredo quesada

Fue, en los tiempos del blanco y negro, un jugador que brillaba. Había sido puntero en su Piura natal, pero Didí lo reubicó en un puesto para el que se necesitaba trajín, panorama y pase. Y eso tenía Alfredo Quesada, el mediocampista que Cristal le dio a la selección campeona de América 1975 para sentar las bases de un puesto que, luego, heredaría José Velásquez. El copyritgh es de ambos, sin duda. Jugó 18 años consecutivos y hoy una de las tribunas del estadio Alberto Gallardo lleva su nombre. “Mi primer sueldo en Cristal, 500 soles, se lo di a mi mamá. Al club se lo debo todo”, le contó a DT para este especial, y fue inevitable que se quiebre. Así es cuando quieres en serio una camiseta. Forma parte de tu vida.

julio césar uribe

En su casa de San Isidro, oculta para los curiosos, perfecta para los amigos, Julio César Uribe conserva tres trofeos: el primero, la camiseta peruana de 1981; el segundo, la foto detrás de Zico y Maradona como tercer jugador de América en ese mismo año y una última, acaso la más emotiva, un recorte periodístico en el que se le ve con 17 años gambeteando al mundo con la chompa de Cristal. Uno de los ídolos vivos más queridos del Rímac, el Diamante, le dijo a DT por qué se hizo hincha de Cristal: “Nosotros queremos ganar siempre. Y ganar jugando bien. Por eso no solo me quieren en Cristal, también nos respetan en todo el Perú”. Habla Uribe y hay que escuchar.

Los récords

EL GOLEADOR histórico

Jorge soto

Máximo artillero del club rimense con 175 tantos conseguidos desde 1993 hasta el 2007.

EL más ganador

Alfredo quesada

Obtuvo seis títulos nacionales con los celestes (1968, 1970, 1972, 1979, 1980, 1983)

EL que más jugó

Alfredo quesada

Defendió la camiseta rimense: 532 partidos en 18 temporadas.

los técnicos

Marcos calderón y juan carlos oblitas

Quedaron en la historia cervecera al ganar tres títulos nacionales: Marcos Calderón (1972, 1979, 1980) y Juan Carlos Oblitas (1991, 1994, 1995).

los artilleros

Alberto Gallardo

18 ‘61
22 ‘62

oswaldo ramírez

18 ‘80

juan caballero

29 ‘83

horacio baldessari

25 ‘91

flavio maestri

25 ‘91

julinho

23 ‘95

nilson esidio

25 ‘98

luis bonnet

20 ‘03

miguel ximénez

32 ‘08

los datos

En sus 60 años, el club rimense es de los pocos que jamás descendió a Segunda División.

Su mayor goleada conseguida fue un 11-1 ante Defensor Lima el 31 de julio de 1994 en el Estadio Nacional.

Es el club peruano con más presencias en la Libertadores: 31 veces, en una de ellas (1997) disputó la final.

Es el equipo peruano con más participaciones consecutivas en la Libertadores con 13 presencias desde 1995 hasta el 2007.

En la Copa Libertadores tiene la mejor racha invicta con 17 partidos (8 victorias y 9 empates entre el 20 de febrero de 1962 y el 11 de marzo de 1969).

-

La mejor victoria internacional la consiguió ante el Jorge Wilstermann (7-0) en la Copa Libertadores el 17 de marzo de 1995 en el Estadio Nacional.

el tricampeonato

La campaña del tricampeonato 94-95-96 se cerró con la inolvidable Copa Libertadores 1997. Sergio Markarián armó un plantel competitivo que peleó el título hasta el final con Cruzeiro. Cristal fue el país. Aquí las imágenes del subcampeonato. Para seguir creyendo.

LA LIBERTADORES DEL 97

Cuando recuerdo lo que fue esa Copa Libertadores de 1997, no puedo sustraer el comentario de que pudimos ser campeones. Quizá suene a consuelo, pero es la verdad. Y sin discusiones, por un detalle de importancia que, analizado tras una década, me sigue rondando en la cabeza.

El problema no fue el primer partido de la final con Cruzeiro (0-0), jugado en el Estadio Nacional limeño. Los tropezones comenzaron con las expulsiones del 'Coyote' Rivera y Amoako la noche que goleamos 4-1 a Racing y que nos dejó finalistas. Ambos fueron armas fundamentales en ese Cristal porque nos abrían la cancha y con ellos nuestro juego exterior se hacía más dañino. Ñol y Soto jugaban con mayor libertad y Julinho con Bonnet eran mejor asistidos.

Al faltar el 'Coyote' y Amoako, nuestro juego encontró dificultades y Cruzeiro, bien cerradito atrás, se fue con un punto. Ya de visita se nos fue un gol, primero con Ñol y en la otra Dida, tirado en el piso, sacó con el pie una bola que añadió mal Julinho. Elivelton, autor del único gol, se cruzó conmigo y me dijo que en su vida había hecho un gol con la pierna derecha y aquella vez lo hizo. Cosas del fútbol.

De todos modos hoy reafirmo que para ser campeón esa vez no nos dio el plantel, pero fue una demostración de que el éxito no pasa siempre en terminar en primer lugar. Jugadores, comando técnico, dirigentes y toda la gran familia rimense saben que fue un éxito por lo bien planificado que estuvo el trabajo.

Recuerdo que un año antes, cuando firmé el contrato con Pancho Lombardi, le hice una promesa al decirle: "Te voy a llevar a vernos jugar en Japón (en clara referencia a la final de la Intercontinental)".

Casi lo logro.

*Publicado en DT El Comercio el 2007