regresar

El reto de terminar el colegio cuando se tiene más de 65 años

A los 67 años, Guillermina Suárez Ventura decidió retornar a las aulas para terminar la primaria. Trabajó desde adolescente y sus tempranos deberes evitaron que asistiera a clases. Ya con hijos intentó retomar estudios pero no pudo pasar de tercero de primaria. Obtuvo su DNI a los 40 años pero nada, nada impidió que cumpliera su sueño.

Cuando con solo 8 años llegó a Lima desde su natal Pativilca, Guillermina Suárez Ventura tenía la esperanza de estudiar y forjarse un futuro, pues no había pisado escuela alguna. Pero otra fue la realidad con la que se encontró. Tras la muerte de su padre adoptivo, trabajó como niñera y empleada del hogar durante años para la familia que la trajo al Rímac, luego lo hizo en Barranco y en otras casas.

Aunque la matricularon en un colegio capitalino, sus tempranos deberes evitaban que asistiera a clases. Recién a los 23 años y ya con hijos a cuestas, intentó estudiar por las noches, mas no pudo pasar del tercero de primaria. Comenta con pena que incluso obtuvo su DNI recién a los 40, pues no podía escribir bien y mucho menos firmar. Sin embargo, en 2013-con el apoyo de sus hijos- dejó la vergüenza atrás y se animó a retomar sus estudios: ahora ya suma, resta, multiplica, hace listas y saca cuentas, lo que le ayuda mucho en sus labores de cocina en un comedor popular.

Ella estudió en el periférico Tayta Wasi, una sede del Centro de Educación Básica Alternativa (CEBA) Manuel Scorza, en Villa María del Triunfo (VMT). Cuenta que se siente feliz y es más sociable gracias a la interacción con sus compañeras de aula, que hasta “palomilla” la llaman con cariño. “Mi meta es seguir para adelante, para poder brindarle un apoyo más a mis nietos, mi bisnieto que tiene seis meses. Y poder ayudar un poquito más a mi familia […] Nunca es tarde para seguir aprendiendo y tener más conocimiento de la vida. No se avergüencen porque no sepan, porque al contrario, aprendemos más y nuestros hijos se sienten felices”, recomienda con su voz calmada tras confesar su gusto por leer.

A 6,3% llega la tasa de analfabetismo en el Perú. Es decir, alrededor de 1,9 millones de peruanos no sabe leer ni escribir. Y según cifras del Minedu e INEI, el 75% de los casos corresponde a mujeres y además el 80,4% de la población analfabeta son mujeres mayores de 65 años.

En el plano gubernamental, la Dirección de Educación Básica Alternativa del Ministerio de Educación cuenta con los Centros de Educación Básica Alternativa (CEBA), dirigidos a personas mayores de 18 años que no terminaron la primaria o no iniciaron nunca clases escolares. En el Perú hay 825 CEBA y, al 2014, había 38.896 estudiantes.

Textos y video: René Zubieta
el comercio