Celador de camarones: descubre este reparador plato

Gladys Ballón Salas, hija de Lucila Salas, atiende cálidamente a quien se acerca a su puesto en la feria. Ella viene trabajando en cocina desde que era pequeña, como también lo hizo su madre. “Mi madre es quien me ha enseñado a cocinar, sobre todo a mantener la tradición”, cuenta Gladys sonriente.

Este año, para Mistura, la picantería La Lucila presenta un regional celador de camarones, acompañado con papa y torrejita de zanahoria. “Es una receta de la época de mi abuelita, cuando en Arequipa todavía no era costumbre comer cebiche”, recuerda Gladys, quien también nos explica que antes era una tradición comer este plato para reponer fuerzas después de una reunión o fiesta y reiniciar las jornadas con más energía.

TODO QUEDA EN FAMILIA
Lucila tuvo cinco hijas que han llevado la labor de continuar con el negocio familiar que su madre mantuvo hasta los 95 años. Cuando estudiaban en el colegio, hacían turnos de mañana y tarde, pero a partir de las tres de la tarde salían para preparar sus picantes en casa, pues así les enseñaba su madre para entrenarlas en los fogones.

Para conservar la tradición, el trabajo de las picanteras se centra en mantener la calidad de los platos y, además, adaptarlos con las recetas de antaño, como la del celador que traen a la feria. 

En su quinto año en Mistura, además de presentar este sabroso plato, han llevado un rocoto relleno con pastel de papa. “Es que así tiene más acogida”, señala Gladys, “pues tradicionalmente, en Arequipa se comía solo con papa, no con pastel”, finaliza con un poco de rubor.

TAGS RELACIONADOS