Chilcanos afrancesados: descubre la propuesta de Moustache Bar

“Un coctel light para la señorita, que no quiere sumar calorías”, dice con una amplia sonrisa el bartender, mientras otro de los mixólogos se alista para preparar mi fresquísimo  de sandía con pepino. Esta es una de las combinaciones que ha ideado Moustache Bar para ofrecer en la calle de los Bares y Tabernas, ubicada estratégicamente lejos del bullicio para tomar un poco de aire y distraerse mirando el mar.

Loick Gonty, encargado del stand de este bar –de propiedad de un francés y un franco-peruano– durante la feria, nos cuenta que los macerados que conforman esta dupla son parte de los 13 que se presentarán al público en estos días. Estos, a su vez, son apenas una selección entre las 55 variedades que tienen en su local barranquino. “Tenemos sabores bien locos, como rocoto o ají”, afirma con su leve acento, Loick. “Pero todos son muy ricos. El de ají va muy bien con maracuyá, por ejemplo. Un chilcano con esos dos macerados tiene un toque dulce y cítrico que queda perfecto con el punto picante”, sugiere.

Todos sus macerados se producen en Lunahuaná y son elaborados con insumos frescos, sin azúcares adicionales. La maceración se realiza en pisco quebranta durante tres a cuatro semanas.

Moustache Bar tiene apenas un año abierto, “somos los nuevecitos en Mistura”, dice entre sonrisas Loick. Y su objetivo, por ello, es mostrar algo de su propuesta creativa, fresca y donde prima lo artesanal. Acabada la feria, nos invitan a descubrir sus muchas posibilidades de chilcanos con la creativa carta de piqueos de aire galo que ofertan en su local.

TAGS RELACIONADOS