Conoce a Fadi, el joven sirio que cocina shawarmas en Mistura

El emprendimiento suele surgir de situaciones límite. A la fuerza que aflora de la adversidad nada la detiene y la historia de Fadi así lo demuestra. Él es un joven sirio, de 27 años, que llegó hace cuatro años al Perú en calidad de refugiado, huyendo de la guerra que está diezmando a su país.

Fadi es un emprendedor que ya forma parte del sector gastronómico del Perú. Él cuenta con un local de shawarmas, llamado "Arabesco", en Miraflores, y su participación en la feria es uno de los pasos que muestran sus ganas por seguir creciendo.

Al llegar al Perú, el primer obstáculo al que se tuvo que enfrentar Fadi fue el idioma. Además, el vivir como refugiado en un país y una sociedad totalmente desconocida hasta su arribo, fue un cambio que mereció adaptación casi inmediata.

Fadi es de la ciudad de Damasco, donde estudiaba la carrera de Derecho al mismo tiempo que trabajaba en cocinas. El estallido de la guerra en Siria obligó a Fadi a huir de su país, al igual que lo hacen hoy cientos de sus coterráneos. Él llegó primero a Europa y, a través de una amiga peruana, logró salir y aterrizar en Perú.

Aquí, él empezó desde cero. Primero trabajó en locales de Miraflores y Jesús María, según nos comentó en su stand de Mistura. Poco a poco, fue cocinando la idea de trabajar solo y tener un negocio propio, que ofrezca platos de su país, sea rentable y con lo que pueda seguir progresando.

Hoy, él cuenta con un local propio en Miraflores y le es posible ayudar a su familia gracias al negocio de las shawarmas. En "Arabesco" preparara tradicionales shawarmas, pero con un sabor familiar a los peruanos: el ají, que no está en la receta original, pero que Fadi lo agregó para acercar sus shawarmas al mercado local. 

Arabesco se encuentra en el pabellón "Nuestros sánguches" y ofrece dos tipos de shawarma: de pollo y carne, a 14 soles.

MÁS SOBRE MISTURA

TAGS RELACIONADOS