Paola Miglio

author

La picantera Mónica Huerta viajó con el batán en la maleta desde Arequipa. Aterrizó en Argentina la semana pasada para ser una de las protagonistas del stand organizado por la Embajada de Perú en la feria Masticar, que en su décima edición congregó a un sinfín de cocineros de todo el país, pero que además tuvo a Perú como país invitado. 

► 
► 

A este puesto de comidas, manejado por Gustavo Montestruque (La Mar y Tanta Buenos Aires se dieron la mano), se sumó otro de productos, que incluyó chocolates de cacao de origen, gin alimentado con hierbas de los Andes y de la Sierra, cereales, café, entre otros. 

Con Mónica estuvieron, codo a codo, los limeños Martha Palacios de Panchita; José del Castillo de Isolina; y Coco Tomita de Shizen Barra Nikkei. Así, se ofertaron cebiches, ají de gallina, arroz con chancho, pastel de papa con ocopa, suspiro y tres leches de dulce de leche. 

Mientras tanto, el chef Jaime Pesaque de Mayta, compartió tiraditos, espacio y charla con Gabriel Oggero del porteño Crizia. Pero este solo fue el preámbulo. Cuatro días de buena comida que sirvió para introducir a los locales en una potente Semana Peruana (www.peruweek.com.ar) que arrancó el lunes 19. 

Va hasta el 26 de agosto, y 22 restaurantes peruanos en Buenos Aires brindarán menús para celebrar. Mientras tanto, 25 operadores turísticos se encargan de promocionar nuestro país y sus potenciales de naturaleza y arqueología. 

Esta es la segunda edición del Perú Week, y algunos de los participantes son Chan Chan, Itamae Sushi, Las Palmeras, Primavera Trujillana y Osaka.