Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ferias

Imperdible: disfruta del picante de pallares de Rumi Wasi

Si quieres evitar colas y buscar algo sustancioso y exquisito, ven y descubre la gastronomía de Ica en este local regional

Imperdible: disfruta del picante de pallares de Rumi Wasi

Imperdible: disfruta del picante de pallares de Rumi Wasi

El picante de pallares es un plato tan típico de Ica como la popular carapulcra con sopa seca. Se trata de un guiso untuoso que se elabora con pallares verdes, aderezo de ají amarillo, leche, queso y un toque de orégano y culantro. Cabe mencionar que se elabora con los pallares de Ocucaje, que son más dulces y cremosos que otras variedades.

Fernando Ramírez, propietario del restaurante Rumi Wasi, nos invita a probar este potaje tradicional, pero menos conocido de la gastronomía iqueña, que sirve con el infaltable arrocito blanco y una porción de sabroso chicharrón crocante.

Fernando no es iqueño de nacimiento. Él, en realidad, es huaralino, pero vive hace cuatro años en Ica. Es primo de Carlos Ramírez, cocinero famoso entre los amantes de las brasas por su célebre chancho al palo. “Nosotros inventamos el chancho al palo hace 30 años, aunque recién se haya dado a conocer hace 10”, señala. Pero en el 2002 se fue a Estados Unidos, donde trabajó durante nueve años. Cuando volvió al Perú, ir a Huaral para competir con su familia no era una opción que le convencía, así que se aventuró a ir solo a Ica, donde sentó las bases de su negocio.

Al inicio, vendía comida del norte, pero como llegaban muchos turistas que pedían platos de la región, se adaptó a las exigencias. Hoy es un experto de la cocina de Ica, y recibe en su local más de dos centenares de comensales por día. Como él afirma, ha duplicado su asistencia gracias a su presencia en Mistura, donde el año pasado rayó con su sopa seca y carapulcra.

Sobre el picante de pallares, menciona: “La gente lo prueba y regresa porque les encanta”. Fernando se siente orgulloso de dar a conocer la comida iqueña con su trabajo, que no es tan reconocida como otras cocinas regionales. Y, por eso, como él mismo cuenta, solo sigue “chambeando y tratando de salir adelante”.

Las personas curiosas que vienen a probar el plato sin conocerlo, sonríen con gran satisfacción. Su textura suave hace pensar en un ajiaco o locro, cremoso, que con el chicharrón crocante forma una dupla más que seductora.

Tags Relacionados:

Mistura

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada