Nora Sugobono

Periodista y escritora

nora.sugobono@comercio.com.pe

Que la popular zona de las brasas congregue las colas más largas de la feria es un hecho que nadie pone en duda. Que siempre se puede encontrar variedad, un dato que no todos tienen en cuenta, por el contrario. Entre las muchas versiones de carnes cocinadas al palo y al cilindro que el área concentra –este año son 10 opciones repartidas por el recinto- hay algunas que buscan diferenciarse con procesos y sazones renovadas.

La Caja del tío Sebas participa por segundo año en Mistura, un establecimiento que opera en el terminal terrestre de Plaza Norte.(El Comercio / Alessandro Currarino)

La Caja del tío Sebas participa por segundo año en Mistura, un establecimiento que opera en el terminal terrestre de Plaza Norte bajo el mando de Juan Carlos Torres Requena, natural de Huancavelica. El año pasado el mismo Gastón Acurio los recomendaba a través de su cuenta de Twitter. “Servimos pura panceta de chancho cocinada durante 2 horas y media en la caja china. El pisco se le echa por encima y abajo se colocan hierbas aromáticas como tomillo, romero, estevia, muña y anís. La gente viene a comer de todo y a veces tienen miedo de que algo les siente mal; con este chancho eso no pasa por todas las propiedades de estas hierbas”, asegura. El pisco -además de darle aroma- hace que la carne sea más suave, admite Torres. El plato sale con papas nativas  de Huancavelica y ensalada criolla.

Una buena opción para arrancar con el recorrido de este fin de semana. 

El plato sale con papas nativas  de Huancavelica y ensalada criolla.(El Comercio / Alessandro Currarino)

TAGS RELACIONADOS