Es difícil encontrar a alguien a quien no le guste comer pasta. La cocina italiana no solo es una de las más populares del mundo, sino que además ha tenido una influencia considerable en nuestra gastronomía nacional. Ahí están, por ejemplo, el menestrón criollo, los tallarines verdes (con pesto criollo, claro), y el jamón del país de los generosos sánguches con salsa criolla.

En su último post del blog Recetas de familia, Nora Sugobono recuerda sus raíces italianas, que la han convertido en una apasionada de la pasta. Además, presenta la tradicional receta de los cappelletti in brodo, una sencilla y sabrosa sopa con pasta fresca rellena. Este plato sirve de excusa además para contar la historia de Rosina y Gianni, quienes son los autores de la preparación.

Lee el post completo aquí.

(Y si quieres encontrar más recetas de pastas, ingresa a Menú Perú.)