Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

La crítica gastronómica de Paola Miglio a La Teoría de los 6 Cafés

Esta semana reseñamos una visita a la cafetería y pastelería ubicada en Miraflores

Un budín de panetón, denso, aromático. Un poco de crema chantillí encima, ligera, fresca. El espíritu de la Navidad se ha hecho presente en una de las formas más sencillas de la pastelería, pero a la vez de las más confortables y caseras. Alessandra Ribeyro y sus hermanos han creado un poquito de alegría y La Teoría de los 6 Cafés es ahora el hogar de sus postres. La ingeniosa repostera ha apostado por un espacio cálido y con oferta reducida pero sabrosa. El café, a cargo de Fernando Ribeyro, llega desde Inkawasi, Cusco, y se perciben notas afrutadas y a especias. Hay métodos para quienes desean explorar el grano con más profundidad, pero también cariñosos y bien temperados capuccinos y lattes para los que buscan un desayuno cálido.

Los postres son los que marcan la pauta. Desde clásicas tartas de manzana y rollos de canela, pasando por queques fiesteros y delicadas composiciones de chocolate con buen porcentaje. El New York cheesecake relleno de fresa es consistente y firme, de riqueza generosa. Y si bien el queque de limón y arándanos destaca por su textura y aroma, en sabor palidece y pide más intensidad. Los macarrones salen bien librados: considerando lo complicado que puede llegar a ser confeccionarlos, se ha logrado una correcta factura que puede apuntar siempre para mejor.

La carta (o pizarra), a pesar de su brevedad, también incluye algunos salados, como pasteles de choclo de queso y de carne, de buena masa, y el de carne picada, con un ligero picante que aviva el bocado sin atentar contra la suavidad del maíz. Además, sánguches, uno de pechuga de pollo con pimientos, espárragos y mayonesa de albahaca: buena junta de productos, aunque hay que vigilar un poco el espárrago, que la mordida puede resultar engorrosa. Y un perfecto mixto de jamón y queso, bien planchado, compacto y tostado, que da en el clavo.

El trabajo de esta pandilla alegra el día. Todo siempre es perfectible, pero es una brisa refrescante, que sin pretensiones y desde un perfil bajo, plantea una pastelería propositiva y de dulzor controlado. Además, junto con su colega repostero Raúl Cenzano, Alessandra tiene un proyecto llamado "La ruta de la pastelería sostenible", un delicioso libro hecho de postales con evocativas imágenes. El camino se va marcando y el futuro pinta colorido.

AL DETALLE:
Puntaje: 14/20
Tipo de restaurante: cafetería, pastelería.
Dirección: calle General Mendiburu 890, Miraflores.
Horario: de lunes a viernes, de 8 a.m. a 8 p.m.; sábado de 9 a.m. a 2 p.m.; domingo de 9 a.m. a 12:30 p.m. y de 2 a 8 p.m.
Estacionamiento: puerta calle.
Precio promedio por persona (sin bebidas): S/20.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada