Letal, rudo y con un físico de impacto. Así luce el ultra musculoso Wolverine. ¿Pero cómo se prepara el actor que lo encarna para poder interpretarlo?

Hugh Jackman, quien se pone nuevamente en la piel del superhéroe en The Wolverine, contó que para interpretar el papel se sometió a un estricto entrenamiento. Este supone ejercitarse por tres horas al día. Sin embargo, para él lo más importante del entrenamiento es lo que comes. De hecho el 70% de cómo te ves depende de lo que comes, añadió en un tuitcam.

Asimismo, Jackman contó al diario LA Times que para encarar el rol consume unas 6.000 calorías diarias. El actor requiere unas 12 semanas para estar listo para el papel.

Según la revista Men´s Health, la estrella suele empezar el día con un café y de desayuno toma avena y arroz integral o yemas de huevo. Asimismo procura no comer carbohidratos antes de las 3 p.m.