Módulos Temas Día

Más en Peruana

La crítica gastronómica de Paola Miglio a Neira Café Lab

La estética, la calidez y el equipo que se ha logrado formar en Neira Café Lab invitan a regresar

Neira Café Lab

Neira Café Lab queda en la calle Enrique Palacios 1074, Miraflores (Foto: Difusión)

A Harrysson Neira le sigo la pista hace años. Desde que andaba mochila al hombro (aún lo hace) buscando por todo el país los mejores granos de café. Se abrió camino honrando una herencia familiar de cultivo, recolección, tostado y manejo del insumo. Después de un buen tiempo en la cancha, inauguró local, una pequeña barra/tostaduría con algunas mesas que anima desde las siete la mañana a los madrugadores.

Neira Café Lab no es complicado pero sí retador. Si bien al principio comenzó con la intención de solo ofrecer buen café, con el tiempo ha ido incluyendo elementos que redondean la experiencia y conectan más con el comensal. Movida inteligente: tanto para la sostenibilidad del espacio como para el entretenimiento del cliente. Tomarse un café está bien. Dos, vaya. Luego el café pide comida y, si no hay, la conversa se alarga y la mesa se queda ocupada, cosa que no es conveniente para un lugar pensado para la alta rotación.

Falta, eso sí, un poco de variedad en la breve carta de comida. Está lo típico, bien hecho y con insumos de calidad, pero hay que recordar siempre que el cambio de opciones mantiene viva la curiosidad. Aumentarlas agregaría un tono más divertido al asunto. Si piden el mixto, háganlo bien caliente y apretadito, la mordida es reconfortante. Y de los queques, el favorito resultó el de zanahoria; al de maracuyá le faltaba un poco de humedad. Atención a la barra de arándanos, ese toque de acidez que algunos necesitamos al levantarnos y para despertar mejor, y a los canelé de La Verité Patisserie (de la joven pastelera Rebeca Dondero): bronceados por fuera, mas no quemados, mojados y blandos por dentro.

En la calidad cafetera, todo fluye como debe. Alimentan la máquina espresso con un blend llamado Chabela, que combina 80% de granos de Cajamarca con 10% de Villa Rica y 10% Cusco. De tostado medio/oscuro, permite la buena hechura de capuccinos, americanos y su ya famoso cacaoccino, helado o caliente, un café con leche que se aviva con cucharadas de chocolate peruano de alto porcentaje y, aun así, resulta bastante dulce. Para los métodos hay grano de Cajamarca (San José de Lourdes, Nuevo Surquillo) con tostado claro, que se comporta muy bien para los filtrados. En él se percibe caramelo, toffee, tamarindo. Anotan que por practicidad, solo usan la V60, pero debido a lo especializado del local, podría considerarse incluir un par de métodos más: que el metraje no limite la creatividad, tanto en la bebida como en la comida. Algo para destacar: si bien la atención no es veloz, hay harto detalle en el servicio: el café llega en un vaso frío, para que el líquido caliente vaya tomando cuerpo, se acentúan así sus notas y se vuelva más sedoso al paladar.

La estética, la calidez y el equipo que se ha logrado formar en Neira Café Lab invitan a regresar. El surgimiento de este tipo de conceptos bien armados, que rinden culto al grano peruano, lo exploran, lo tratan bonito y lo ponen en valor, son necesarios. Además, hay baristas jóvenes en entrenamiento continuo, un ideal de escuela que permite práctica y aprendizaje. Unos breves consejos: que lo esnob no se dispare, que las campañas del “café sin azúcar” fluyan pero sin apabullar al cliente peruano, mayormente acostumbrado a un café instantáneo y azucarado. Es bueno recordar siempre que se está comenzando a construir una cultura del café. Eso toma tiempo y las viejas costumbres son muy difíciles de arrancar. Uno más: la música, chicos, está buena la selección, pero el volumen debe ser controlado a toda hora: el café invita a la lectura y a la conversa y si no nos escuchamos, la magia se diluye.

AL DETALLE
Puntaje: 15/20
Tipo de restaurante: cafetería.
Dirección: calle Enrique Palacios 1074, Miraflores.
Horario: de lunes a viernes, de 7 a.m. a 9 p.m.; sábados de 8 a.m. a 9 p.m. y domingos de 9 a.m. a 6 p.m. Estacionamiento: frente al local hay algunos puestos.
Bebidas: café.
Precio promedio: S/20, cafés desde S/6.

Tags Relacionados:

Paola Miglio

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada