Esta semana, probamos parte del menú de 211 Burger Club, un restaurante ubicado en Miraflores. (Diseño: El Comercio)
Esta semana, probamos parte del menú de 211 Burger Club, un restaurante ubicado en Miraflores. (Diseño: El Comercio)
Pierina Denegri Davies

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Llega el fin de semana y a manera de recompensa por tu trabajo, piensas en darte un gustito. Consideras tomar algo -quizás una cerveza-, juntarte con tus amigos en videollamada y, obviamente, acompañar este momento con algún platillo rico. En estos tiempos el se ha vuelto nuestro mejor amigo, pero la gran variedad de posibilidades puede resultar algo intimidante. Por eso, si se trata de un piqueo perfecto para inaugurar el fin de semana, consideramos que las y las son ideales. Pero ¿cuál elegir? Aquí te contamos sobre la presentación, el sabor y más, todo para que tú decidas el ganador de este match.

MIRA: Misión Sabor: grandes chefs comparten secretos de cocina en clases virtuales

Si lo tuyo son las carnes, de res o de pollo, seguramente has probado la clásica y querida hamburguesa o, tal vez, te has aventurado por unas alitas que han ido ganando protagonismo en los últimos años. Ambos platos parecen ser los ideales para disfrutar de manera relajada en cualquier ocasión. ¿Por qué? Por un lado, se pueden comer con las manos y esto, para algunos, es un pequeño placer liberador. Por el otro, ambas preparaciones se presentan en versiones muy variadas como para cumplir las exigencias de cada paladar.

En esta ocasión probamos parte del menú de 211 Burger Club, un restaurante ubicado en Miraflores que cuenta con por una carta reducida, pero que apuesta por una atención especial a sus preparaciones y a sus protocolos de seguridad para delivery. Te contamos cómo fue la experiencia y qué es lo mejor de cada comida.

Las hamburguesas

A la izquierda del cuadrilátero se encuentran las conocidas hamburguesas, una combinación de pan, carne de res y diversos ingredientes como verduras, quesos e incluso frutas. En primer lugar, hablaremos de los posibles orígenes de este sánguche. Si bien no hay un consenso sobre su origen, existen dos países en los que se podría haber originado: Alemania y Estados Unidos.


Delivery y presentación

Para poder probar las hamburguesas de 211 Burger Club apostamos por el delivery. Hay que ser claros con algo, adoptar los protocolos de bioseguridad indicados debido a la pandemia es una inversión para cada restaurante y, en este caso, podemos asegurar que se cumplen en su totalidad. Cuando llegó la comida, cada platillo se encontraba correctamente guardado en una bolsa, etiquetado y entregado con la seguridad del caso.

Tanto las hamburguesas como las alitas llegaron bien empaquetadas y etiquetadas. Además de las conocidas cremas, incluyen un ají y una mayonesa especial del restaurante. (Foto: Pierina Denegri)
Tanto las hamburguesas como las alitas llegaron bien empaquetadas y etiquetadas. Además de las conocidas cremas, incluyen un ají y una mayonesa especial del restaurante. (Foto: Pierina Denegri)

En esta ocasión pudimos probar cuatro de las hamburguesas que tenían: “Mozzarella”, “Francesa”, “Power” y “Hawaiana”. Ahora, si tengo que confesar algo es que siempre he sido muy eticosa cuando se trata de comer este bocadillo por el término de cocción que se le da a la carne. En este caso, las hamburguesas aguantaron bien el viaje de Miraflores a Jesús María y llegaron con una buena temperatura y en término bien cocido pero lograron capturar los jugos de la carne de forma ideal. El pan es el típico y, honestamente, temía que hubiese llegado húmedo pero estuvo esponjoso y perfecto. Las verduras que se usaron (lechuga, cebolla, tomate y pepinillos) tenían muy buena apariencia. Y el acompañamiento fue una porción de papas fritas que no aguantó tan bien el viaje como todo lo demás, porque no estaban crujientes aunque sí sabrosas al estar sazonadas con orégano y sal.

Puntaje: 🍴🍴🍴🍴 1/2

Sazón y sabor

Primero hablaremos de los ingredientes básicos. El pan tenía un gusto neutro, lo que permitió que otros sabores brillaran. Eso sí, estaba coronado por una mezcla de hierbas aromáticas que aportaban gran fragancia. La carne estaba sazonada de forma simple pero la combinación de porcentajes de carne y grasa la hacían realmente jugosa (pero nada exagerado). Las verduras estaban crujientes y aportaban la frescura necesaria.

Si eres fanático del queso fundido en sus diferentes formas, como es mi caso, la “Mozzarella” y “Francesa” son las opciones perfectas. La primera se complementa con una rodaja de este producto empanizada y frita, lo que da pie a una explosión de sabores cuando muerdes esa hamburguesa. La segunda, con sabores más complejos, apuesta por el dulzor de la cebolla caramelizada y lo combina con champiñones en salsa 4 quesos. Cabe resaltar que ambas llegaron con el queso bien derretido, un placer que en el delivery a veces se pierde.

La versión "Francesa" combina cebollas caramelizadas, champiñones con salsa de cuatro quesos, hamburguesa, tomate y lechuga. (Foto: Pierina Denegri)
La versión "Francesa" combina cebollas caramelizadas, champiñones con salsa de cuatro quesos, hamburguesa, tomate y lechuga. (Foto: Pierina Denegri)

La versión que me tenía un poco escéptica era la “Hawaiana”, por una cuestión de gustos personales, pero me sorprendió gratamente. Está acompañada por queso y una rodaja de piña en almíbar con canela, este último ingrediente le dio una nueva dimensión al sabor dulce y permitió que no sea empalagosa. La “Power” que incluye dos hamburguesas, tocino, huevo, queso y jamón. Aunque la combinación pueda sonar un poco exagerada, todos los ingredientes estaban cocidos a la perfección y el queso bien fundido.

Puntaje: 🍴🍴🍴🍴🍴

Cantidad y porciones

Si apuestas por comidas contundentes, esta es la opción para ti. De una sola hamburguesa pueden comer hasta dos personas sin problema alguno. La “Francesa” (S/19), “Hawaiana” (S/18.5) y “Mozzarella” (S/20) son contundentes, pero nada que no se pueda manejar. Eso sí, la “Power” (S/.25) puede resultar un poco intimidante hasta para dos personas y en este caso la compartimos entre tres personas (que quedaron bien satisfechas). En el departamento de las papas fritas nos quedamos un poco cortos, pero entendemos quién es la protagonista de cada plato.

Puntaje: 🍴🍴🍴🍴1/2

La versión "Hawaiana" apuesta por incorporar una rodaja de piña en almíbar con canela. (Foto: Pierina Denegri)
La versión "Hawaiana" apuesta por incorporar una rodaja de piña en almíbar con canela. (Foto: Pierina Denegri)

Puntaje total: 14/15

Las alitas de pollo

En la otra esquina del cuadrilátero se encuentran las alitas de pollo. Este bocadillo es ampliamente consumido en Estados Unidos como un snack y desde hace unos cuantos años llegó a Perú y se volvió muy popular. También se le conocen como alitas picantes o alitas Buffalo, debido al supuesto origen que tienen. Todas las historias o leyendas que explican la historia de este plato, aseguran que nacieron en Buffalo, Nueva York (Estados Unidos).

Delivery y presentación

En esta ocasión, probamos tres versiones: “BBQ”, “Honey Mustard” y “Buffalo”. Con estas preparaciones también se tuvo el mismo cuidado en el delivery y llegaron en sus respectivas bolsas etiquetadas. Al igual que en el caso de las hamburguesas, vinieron en unas cajas de cartón que se desdoblaban para servir como platos, lo que resulta cómodo al momento de comerlas. En los tres casos las alitas llegaron con una buena temperatura, lo que nos permitió disfrutarlas en toda su gloria. Y, en el caso de las papas fritas también estuvieron poco crocantes, pero nada que no se pudo arreglar con calentarlas en la sartén.

Puntaje: 🍴🍴🍴🍴

Las alitas Buffalo son ideales para los amantes del picante. (Foto: Pierina Denegri)
Las alitas Buffalo son ideales para los amantes del picante. (Foto: Pierina Denegri)

Sabor y sazón

Aquí cabe aclarar que las alitas están compuestas por dos partes: la blanqueta, que es como un muslo pequeño y el alón, que es la parte más plana y pequeña. Ambas se incluyen en una misma porción y, debido a la cantidad de carne que tiene cada una, la primera parte suele ser más jugosa y suave, mientras que la segunda tiende a ser más crocante. En este caso ocurrió así y estuvieron fritas a la perfección cuando recién las comimos, pero con los minutos se ponían más suaves de lo que esperábamos debido a la gran cantidad de salsa que tenían. Al ser delivery, sería buena idea entregar las salsas por separado, para que cada comensal las distribuya a su gusto.

La primera versión presenta la conocida salsa BBQ o barbacoa, que se hace a base de pasta de tomate o ketchup, vinagre, azúcar o miel y algunas especias que varían según la receta. La segunda, combina mostaza y miel, como su nombre lo indica. En ambos casos, lograron un balance perfecto entre lo ácido y lo dulce, permitiendo que no sean empalagosas ni tampoco sosas.

La tercera versión resultó un poco problemática para mi. Al ser picante y yo no ser asidua consumidora de este, fue un poco complicado reconocer un sabor distintivo más allá de la primera impresión -que fue buscar un vaso con agua-. Pero que esto no lo desanime, porque si usted disfruta del picante este podría ser un reto interesante.

Puntaje: 🍴🍴🍴🍴

Cantidad y porciones

Los amantes de las alitas saben que en este casos se apuesta por la calidad antes que la cantidad. Al no venir con mucha carne en cada pieza, en algunas ocasiones la cantidad de alitas puede decepcionar, pero esto no ocurrió. El restaurante tiene dos porciones, una de 8 unidades (S/15) y otra de 15 (S/25), como para compartir.

Puntaje: 🍴🍴🍴🍴🍴

Las alitas BBQ son una de las mejores opciones: combinan lo dulce y ácido a la perfección. (Foto: Pierina Denegri)
Las alitas BBQ son una de las mejores opciones: combinan lo dulce y ácido a la perfección. (Foto: Pierina Denegri)

Puntaje total: 13/15

Factor sorpresa

211 Burger Club también cuenta con salchipapas y su versión más contundente es la “Power” que combina papas fritas, salchicha Frankfurter, hamburguesa en trozos y chorizo, coronado con un huevo frito con la yema semi cruda. Pero si lo prefiere, también ofrecen versiones más simples, pero no por esto menos ricas.

En el caso de las alitas, en su menú incluyen otras dos versiones: “Oriental” y “Fuego”. Esta última la señalan como extra picante que, en base a mi experiencia con la “Buffalo”, solo recomendaría para los realmente aventureros.

(Foto: Pierina Denegri)
(Foto: Pierina Denegri)

Entre sus cremas incluyen los clásicos sobrecitos con mostaza, mayonesa y ketchup (que nunca vienen mal), pero también incluyen un ají muy sabroso y de picante intermedio, y una especie de mayonesa donde el sabor a ajo es el protagonista. Ambas combinan perfectamente tanto con las hamburguesas como con las alitas.

Además, si quiere terminar la cena con un postre, ofrecen una deliciosa torta de chocolate de Arya’s Homemade Bakery. Viene servida con abundante fudge, pero lo preparan de tal forma que no resulta empalagoso. La torta es húmeda, suave y esponjosa, la base perfecta para esta preparación.

Datos:

  • El restaurante se encuentra en Calle Porta 211, Miraflores. Se encuentran en Rappi y pueden pedir delivery al teléfono (01) 761 7347 o al Whatsapp 951 952 819.
  • Para más información, puede visitar su .

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR