En moto hasta el más allá
En moto hasta el más allá
Redacción EC

Casco, lentes y chaqueta de cuero, Bill Standley se lució erguido y muy elegante sobre una Harley Davidson de 1967, el último viernes de enero. Su último deseo se cumplía aquel día: ser velado junto a su adorada motocicleta. 

La singular ceremonia se produjo en Mechanicsburg, Ohio. Los Standley convocaron a familiares, amigos cercanos y vecinos a visitar el garage de Bill. Los restos del anciano reposaban sobre una de las mejores motos del mundo y se exhibían a través de una urna de cristal. 

Por años estuvo hablando de esto, de como le gustaría que la gente vea la inusual urna que sus dos hijos le habían construído, contó a los medios un familiar del difunto.  

El anciano solía decirle a sus conocidos que quería que el mundo lo vea en una caja de cristal a punto de despegar con su motociclista al más allá. ¡Bon voyage!