El gobierno sudafricano ordenó el retiro de un conejo de bronce que había sido escondido en la oreja de una estatua a Nelson Mandela. El monumento se inauguró un día después de la , en la ciudad de Pretoria.

Los escultores, André Prinsloo y Ruhan Janse, idearon colocar al conejo de bronce a modo de firma, luego de que el ministerio de Cultura les prohibiera poner su autoría, indicó la BBC.

Según los escultores, el conejo representa la rapidez con la que acabaron la obra, además de que en lengua afrikáans la palabra 'haas' quiere decir 'conejo' o 'prisa'.

Representantes del ministerio, aseguraron que desean restaurar cuanto antes la integridad de la escultura, señaló Mogomotsi Mogodiri, portavoz del departamento de Cultura sudafricano al diario "The Guardian". Y pensar que todo inició por una simple firma

TAGS RELACIONADOS