Redacción EC

El predicador Daniel Lesego ha causado gran indignación en al obligar, literalmente, a los fieles de su congregación a pastar cual ovejas para “estar más cerca de Dios”.

Al religioso no le bastó con emitir la orden a su “rebaño”, sino que les tomó fotos comiendo pasto y las divulgó en su página de la red social .

“Sí, comemos hierba y estamos orgullosos de ello. Ello demuestra que, sin el poder de Dios, no podemos hacer nada ", dijo la creyente Phetha Romero a los medios sudafricanos.

La estudiante de derecho también aseguró que había luchado contra el dolor de garganta por más de un año y que se curó después de comer la hierba.

Sin embargo, lejos de milagros, las imágenes que publicó Lesego también muestra a numerosos fieles vomitando lo ingerido.