Tripp Halstead luchó hasta el final. (Foto: Facebook)
Tripp Halstead luchó hasta el final. (Foto: Facebook)
Redacción EC

Cinco años y medio después de sufrir un accidente doméstico que lo dejó gravemente herido, el menor Tripp Halstead falleció el jueves por una infección respiratoria de la cual no pudo recuperarse. Su historia se hizo conocida en la red social .

El 29 de octubre del año 2012 una rama de árbol se desprendió, cayendo encima de la cabeza de Halstead, quien se encontraba en su nido. Si bien los doctores que atendieron al menor señalaron que solo quedaba esperar lo peor, sorprendió que Tripp sobreviva un largo periodo de tiempo.

"El accidente dañó severamente los lóbulos frontales y parietales de Tripp, áreas del cerebro que controlan las funciones cognitivas y motoras", informó CNN en el año 2013 según recoge "Washington Post".

Aquel niño que era perfecto para los besos y abrazos de sus familiares y amigos no pudo ser el de antes. "Si hacía contacto visual contigo, ese era un gran día" comentaron los padres tiempo después de lo ocurrido.

Fue en Facebook que los padres del menor de edad dieron a conocer lo ocurrido. La fanpage --verificada por la red social-- se llenó de muestras de cariño a lo largo de interminables cinco años y medio.

La mañana del último jueves la madre de Tripp fue a despertarlo y notó que su corazón latía a mayor velocidad de lo normal. "Podría ser una neumonía", dijeron los médicos. Lo cierto es que esto fue el principio del fin.

"Su cuerpo acaba de luchar contra esta última infección. Su pequeño corazón se rindió", escribió la madre en el fanpage de Facebook.

TAGS RELACIONADOS