Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Ultimas

Anemia

Uno de los factores determinantes de la anemia infantil en la Amazonía es la disminución de la lactancia materna, según el INEI. (Foto: Enrique Cúneo / Archivo)

El Comercio

El Perú no se cura de la anemia: 43% de menores de 3 años la padece

El Ejecutivo no cumplió la meta de reducir esta afección al 37,9% durante el 2017. Cuestionan acciones del Estado para enfrentar el avance de este mal. Puno y Loreto son las regiones más críticas.

El combate a la anemia infantil sigue siendo una de las principales tareas pendientes del Ejecutivo: el 43,6% de niños menores de 6 a 35 meses padece esta afección en todo el país, de acuerdo con la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) efectuada el año pasado. Es decir, la cifra no se ha reducido respecto al 2016 (43,6%) y al 2015 (43,5%).

Según este reporte del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), las regiones que presentan una mayor proporción de este mal son Puno (75,9%), Loreto (61,5%), Ucayali (59,1%), Pasco (58%) y Madre de Dios (57,3%). El menor índice se registra en Moquegua (37,2%), Tacna (37%) y Arequipa (34,2%).

—Meta no cumplida—

La anemia es una enfermedad que se presenta cuando la hemoglobina en la sangre disminuye por la deficiencia de hierro en el organismo (este elemento se encuentra en alimentos como el pescado, la sangrecita de pollo y el hígado). Afecta principalmente a gestantes y niños menores de 2 años, comprometiendo a largo plazo su desarrollo y habilidad para el aprendizaje.

En el Perú, durante los últimos diez años, su proporción ha sido mayor al 40%, cifra que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) representa un problema de salud pública. Por ello, en abril del 2017, el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski –a través del Ministerio de Salud (Minsa)– publicó el “Plan nacional para la reducción de la anemia (PNRA) al 2021”.

El documento proponía como objetivo principal que hacia el año del bicentenario la anemia infantil se debía reducir a un 19%. Para el 2017, se proyectó como meta que pasara de 43,6% a 37,9%. No obstante, la reciente Endes demuestra que esto no se ha cumplido, sino que se mantiene 6 puntos porcentuales por encima.

—Acciones del Ejecutivo—

El Ejecutivo implementa las acciones para reducir la anemia infantil a través del Programa Articulado Nutricional (PAN), que involucra al Minsa, al Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) y otras instituciones.

En el 2017, el presupuesto inicial que se asignó al PAN en los tres niveles (nacional, regional y local) ascendió a S/1.983 millones (el 1,4% de la partida total del Estado), aunque este año se redujo a S/1.956 millones. Sus principales líneas de acción son la entrega de suplementos de hierro y multimicronutrientes (conocidos como chispitas), y los controles de crecimiento y desarrollo (CRED).

La titular del Midis, Liliana La Rosa, explicó que ante el incumplimiento de la meta establecida en el PNRA “se van a reajustar las estrategias”. “Vamos a meter el pie al acelerador [...]. Estamos haciendo las gestiones necesarias para hacer nuestros ajustes internos y proponer un presupuesto adicional”, dijo en entrevista con un medio local.

Sin embargo, un informe de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza, publicado en diciembre pasado, señaló que durante el 2017 se registró una baja ejecución presupuestal en una intervención clave del PAN: solo el 55,3% de avance en la distribución de suplementos de hierro y vitamina A. Por lo cual, concluyeron, se cuenta con el presupuesto, pero no se invierte adecuadamente.

—El dilema regional—

El PAN también depende de la gestión de los gobiernos regionales y locales. De acuerdo con la reciente Endes, Loreto (+0,8), Ucayali (+2), Madre de Dios (+1,7), San Martín (+2,4) y Amazonas (+6,6) son las regiones donde más aumentó la proporción de anemia infantil entre el 2016 y 2017. Todas se ubican en la Amazonía.

El INEI explicó a El Comercio que algunos factores determinantes de la anemia en la selva son la disminución de la lactancia materna (en Loreto cayó en 13 puntos porcentuales durante el mismo período) y el incremento en el porcentaje de niñas y niños nacidos prematuramente (antes de las 37 semanas de gestación).

Una realidad distinta se aprecia en Arequipa, la región que logró disminuir esta enfermedad hasta en 10,3 puntos porcentuales durante el 2017. El gobierno regional arequipeño invirtió el 96,7% de su presupuesto asignado al PAN, y priorizó líneas de acción como los CRED y las campañas de vacunación.

Este Diario solicitó al Midis y Minsa una versión sobre la problemática de la anemia infantil, pero al cierre de la nota no hubo respuesta.

Síguenos en Twitter como @PeruECpe

Tags Relacionados:

Anemia

anemia infantil

Leer comentarios ()

Subir