El fuego no solo destruyó todo lo que encontró en su camino, sino que se convirtió en el elemento que acabaría con la vida de tres valerosos bomberos que entraron a una fábrica en llamas en para buscar a personas atrapadas. Fue durante estas labores que perdieron la vida Alonso Salas Chanduví, de 25 años, Raúl Lee Sánchez Torres de 35 y Eduardo Porfirio Jiménez Soriano, de 45 años.

Los tres bomberos entraron a la parte posterior de la fábrica de suelas de zapatos ubicada en la cuadra 18 de la Av. Independencia, en El Agustino, ante la posibilidad de que el fuego hubiera atrapado a trabajadores del lugar.

A la medianoche, los tres bomberos ingresaron en medio del incendio y, una hora después, comenzaron las sospechas de que algo había ocurrido. Ellos debían salir a recargar sus balones de aire, pero no se supo más de ellos. Nueve horas después, la policía y los bomberos darían con los cadáveres atrapados bajo escombros, producto de una explosión de balones de gas.

TAGS RELACIONADOS