“Apagón telefónico” y bloqueo de equipos: ¿en qué consisten?

En los últimos doce meses, 2 millones 260 mil celulares fueron robados en el país. Ante este problema, se han aprobado dos medidas que, según el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, ayudarán a reducir el

Se trata del llamado y el bloqueo de los celulares que hayan sido reportados como robados o perdidos.

APAGÓN TELEFÓNICO

Se trata de la cancelación de las líneas telefónicas móviles o celulares de aquellos usuarios no identificados plenamente. Además, se estableció un límite de diez equipos celulares como máximo por persona. Con esta medida se busca frenar los casos de extorsiones en todo el país.

En junio pasado, entró en vigencia la norma que obliga a las empresas operadoras a exigir no solo el DNI a los compradores de líneas telefónicas, sino también implementar lectores de huellas dactilares.

“En alianza con las cuatro operadoras, con Osiptel y Reniec se hará un cotejo masivo de datos. Si no hay coincidencia de datos y el número excesivo de líneas, que son máximo 10, se actuará de esa manera (cancelar línea)”, señaló Pérez Guadalupe.

BLOQUEO DE EQUIPOS

El 24 de setiembre pasado se aprobó el Decreto Legislativo que modifica la ley 28774, el cual obliga a las empresas operadoras de telefonía móvil a bloquear los equipos cuando reporten su robo, hurto o pérdida; adicionalmente al bloqueo de la línea telefónica.

Según precisó Pérez Guadalupe, esto permitirá que si un celular es reportado como robado, la empresa deberá bloquear su IMEI (Sistema Internacional para la Identidad de Equipos Móviles, por sus siglas en inglés) o “huella digital del equipo" para que este no vuelva a ser utilizado.

“Se plantea que ya no solo se va a poder lograr cuando uno llama el corte de la línea sino la desactivación del equipo. Eso es fundamental porque evitamos el mercado negro de los equipos”, detalló.

Para el titular del interior, ambas el “apagón telefónico” y el bloqueo de equipos serán efectivos en la lucha contra la delincuencia en la medida en que la ciudadanía no compre equipos robados.

“Si nosotros compramos equipos robados estamos incentivando los asaltos para celulares”, puntualizó.

Estas declaraciones las brindó durante la firma del protocolo para la localización y geolocalización de teléfonos móviles, sin la autorización de un juez, en casos de actividades delictivas como la extorsión y el secuestro.