Asesinato de empresario en Surquillo sería ajuste de cuentas
Asesinato de empresario en Surquillo sería ajuste de cuentas
Redacción EC

El feroz asesinato de Hugo Daniel Quintana Bardelli (45), ocurrido a plena luz del día en la avenida Aviación en Surquillo, respondería a un ajuste de cuentas, pues -según fuentes policiales-, el empresario estaría involucrado en narcotráfico.

Se supo que Quintana Bardelli se encontraba conversando con otras personas en un local de venta de autos y fue interceptado por al menos dos sujetos armados al salir. Testigos indicaron que uno de los que estuvieron conversando con él corrió hacia el cuerpo para coger una especie de canguro con pertenencias de la víctima e irse raudamente.

Vecinos que prefirieron no identificarse señalaron además que sospechan que ese local de venta de autos es una fachada, pues ahí se comercializarían drogas.

La ficha del Reniec del occiso refiere que su domicilio se ubica en Lince. Pero las fuentes indicaron que también tiene propiedades en zonas como Punta Hermosa, Monterrico y Casuarinas, y otros autos lujosos por casi medio millón de dólares.

Una persona que llegó al lugar del crimen y dijo conocer a Quintana, recordó que no lo veía desde enero en el gimnasio de San Borja que frecuentaban. Pero que la última vez que conversaron, el empresario tenía un corte en uno de sus muslos.

EMPRESARIO DE DISTINTOS RUBROS

Llama la atención además el lujoso vehículo deportivo negro Lamborghini sin placa, que tiene al menos 20 impactos de bala. Pero en el lugar se han encontrado unos 38 casquillos de bala de distintos calibres. Una de las armas sería un rifle.

Trascendió también que en octubre del año pasado se vio inmerso en una balacera en la que incluso habría resultado herido.

En setiembre del 2013, Quintana Bardelli se registró en la Sunarp como un empresario dedicado a la compra, venta, comercialización y distribución de una gran variedad de productos: desde ropa, lencería, joyas, juguetes, maquinarias pesadas, repuestos de automóviles, instrumentos musicales, entre otros.

Familiares y amistades de la víctima llegaron una hora después de ocurrido el crimen.