Redacción EC

La periodista Milagros Rocío Carrillo Grados, de 42 años, llegó a trabajar la mañana del miércoles sin problemas de salud al edificio José Faustino Sánchez Carrión en el jirón Azángaro, en el . Doce horas después, ella fallecería dentro del tópico del lugar y sus familiares acusan al doctor del lugar por .

A las 4 p.m. del miércoles 23 de abril, Carrillo Grados abandonó sus labores como asesora de imagen del congresista y se dirigió al tópico de edificio donde funciona la oficina parlamentaria. Ella sufría de mareos, por lo que fue atendida por el doctor César Otoya, quien le suministró analgésicos, según familiares.

Para las 8 p.m., el estado de la periodista ya era grave y, una hora después, la mujer que llevaba ocho semanas de gestación perdió la vida.

"Si es doctor, tiene que darse cuenta de lo que le pasa a su paciente. Que llame a la ambulancia y la llevamos al hospital o la clínica, ahí ellos tienen todo lo necesario. Si hubiera llegado, ella estaría viva ahora", dijo el hermano de la fallecida, César Carrillo.

Los deudos piden que el parlamentario Acuña Peralta y el presidente del Congreso, Fredy Otárola, ayuden con las investigaciones correspondientes.

PIDE INVESTIGACIÓN
El congresista Acuña llegó esta mañana a la Morgue Central de Lima.

En diálogo con Radio Programas, el parlamentario de Solidaridad Nacional pidió que se realice una investigación a profundidad, a fin de determinar por qué no se trasladó a un centro de salud a su asesora.

“La muerte de Milagros es inexplicable, era una mujer sana y tan inteligente, una gran trabajadora”, manifestó.

Acuña sostuvo que su trabajadora tenía un seguro médico que le brindaba el Congreso, por lo que debió ser llevada a una clínica u hospital. “Yo he estado en Chiclayo y me llamaron a las 10 de la noche para avisarme que había fallecido. Me siento muy mal, porque ella ha trabajado conmigo durante varios años y para mí es como perder a un familiar”, acotó.