Redacción EC

Lunas rotas, esquirlas en paredes y autos, pero sobre todo temor, mucho temor. No hubo heridos tras en la cuadra 1 de la calle Tarata en , pero sí daños materiales en lo que aparentemente fue una ataque vinculado actos de extorsión.

La policía halló el seguro de una granada de guerra. El aparato explosivo fue abandonado en la puerta de la agencia financiera CrediChavín. Un sujeto vestido con buzo oscuro dejó el artefacto según testigos.

Agentes de Seranazgo indicaron en un primer momento que se trató de la explosión de un balón de gas. Sin embargo, vecinos indicaron que los daños al interior de la agencia son mínimos.

En tanto, el alcalde Jorge Muñoz indicó que en Miraflores no se han reportado extorsiones. Agregó que la explosión es investigada por la policía y que los videos de seguridad captaron el incidente y al responsable de dejar el aparato explosivo. No obstante, Muñoz agregó que de confirmarse la extorsión se redoblará la vigilancia.