Atentado en Tarata: temor en Miraflores 22 años después
Atentado en Tarata: temor en Miraflores 22 años después

El estallido trajo consigo dolorosos recuerdos. Veintidós años después el temor se apoderó nuevamente de la calle en . A la explosión le siguieron gritos, incesantes alarmas de carros  y sirenas de patrulleros. La pesadilla volvía como un flashback para los vecinos de esta calle ubicada en el mismo corazón de Miraflores.

Miraflores: granada de guerra explotó en la calle Tarata [VIDEO] — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)


Esta vez no fueron 500 kilos de ANFO mezclados con dinamita sino una granada de guerra en medio de la madrugada. No fue Sendero Luminoso y sus cobardes atentados sino un aparente acto de extorsión, según las primeras hipótesis de la policía. Sin embargo, “en medio de la noche era difícil saber qué pasaba”, señaló hoy Carlo Valencia, vecino de un edificio ubicado frente a la cuadra 1 de Tarata.

Apenas 80 metros separan la agencia de la financiera Credi Chavín, de la ubicación de los dos coches bomba que Sendero Luminoso colocó el 16 de julio de 1992 y que provocaron la muerte de 25 personas y dejaron más de cien heridos. 

Rápidamente el ministro del Interior José Luis Pérez Guadalupe, descartó que el atentado esté vinculado a actos terroristas. “No se ha encontrado pintas u otras señales que indiquen que se trata de un acto subversivo”, dijo. 

Granada en : ministro Pérez Guadalupe descarta atentado terrorista — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)

La forma en que fue dejada la granada también denotaba que este no era un atentado terrorista. Según testigos, fue un joven de buzo el que dejó el aparato explosivo. Las cámaras de video ayudarían a identificarlos. Estas cintas, indicó el alcalde de Miraflores Jorge Muñoz, fueron entregadas a la Policía.

Atentado en : la calle terminó así [] — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)

EXTORSIÓN
El alcalde también se encargó de ponerle paños fríos a la situación señalando que en su distrito no se habían reportado denuncias por extorsión. Con ello quiso marcar distancia de la ola delincuencial que azota distritos como San Juan de Lurigancho, Los Olivos, Independencia, etc.

Granada en Tarata: "En Miraflores no hay extorsiones" — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)

En tanto, la financiara Credi Chavín calificó el hecho como un acontecimiento fortuito  que causó pequeños daños. No hizo mención a amenazas recibidas por parte de extorsionadores.