Autos robados son clonados y vendidos a bajo costo en provincia
Autos robados son clonados y vendidos a bajo costo en provincia
Redacción EC

LOURDES FERNÁNDEZ CALVO

Sin necesidad de haber sido manipulado, su automóvil ha podido ser clonado y este ‘gemelo’, a su vez, vendido a un incauto por la mitad de lo que usted pagó por el original. El clon no solo es un auto robado del mismo modelo, marca, color y número de placa de su vehículo, sino que también aparece registrado con su nombre.

“El propietario solo se da cuenta de la clonación cuando le llega la notificación de una infracción que supuestamente cometió en una zona donde nunca estuvo”, cuenta Denis Pinto, jefe de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove).

Según los investigadores, los vehículos más buscados para pasar por este proceso de reproducción ilegal son los Toyota Yaris, los Nissan Sentra y las modernas camionetas Hyundai Tucson y Hilux. Estas últimas están valorizadas hasta en US$18.000  y llegan a ser vendidas en US$10.000 menos.

“El bajo costo es el anzuelo de los delincuentes”, refiere el coronel Pinto.

La mayoría de estos vehículos tiene como destino final las provincias de regiones como Cusco, Huancayo y Huancavelica.

EL PROCESO DE CLONACIÓN
Tal como sucede en Colombia y México, la falsificación de los datos originales de un vehículo es la parte final de todo un sistematizado y cada vez más tecnificado proceso de robo.

La cadena criminal se inicia cuando los delincuentes se apropian del auto, a través del robo o hurto (). Ahí empieza el trabajo de laboratorio que hoy la policía intenta desbaratar. “Los hampones salen en busca de modelos similares para copiarse sus números de identificación”, cuenta un agente de la Diprove.

Durante ese proceso, los códigos de serie–ubicados en el chasís de los autos– y los números del motor del auto robado son borrados con químicos especiales para ser regrabados, luego, con los datos del vehículo al que se clonará.

Los datos del propietario son obtenidos por los malhechores a través de la página web de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp).

“Es un trabajo artesanal, pero tan bien realizado que es imposible detectarlo a simple vista”, asegura el detective.

Pese a lo que afirma la policía, voceros del Sistema de Administración Tributaria de Lima () niegan haber recibido alguna denuncia por vehículos clonados y sancionados que tengan diferentes propietarios.

Lo que sí han detectado, afirman, son autos infractores con placas distintas a las registradas ante la Sunarp.

URGEN NUEVAS PLACAS CON CHIP
Solo en lo que va del año, 1.283 automóviles fueron robados en Lima, según la policía. La cifra diaria de robos es de 16 vehículos. Los agentes no saben cuántos de estos autos terminan siendo clonados.

Edwin Derteano, experto en transporte y presidente de la Asociación Automotriz del Perú, confía en que una medida que puede contrarrestar la clonación es el cambio a las nuevas placas vehiculares. “Las antiguas se falsifican porque son de latón pintado y cualquier planchador puede clonarlas”, dice.

Derteano afirma que esta nueva placa cuenta con un holograma y un chip que le dan garantía al propietario. Sin embargo, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones solo ha normado la obligatoriedad de esta placa a los vehículos de transporte público y de carga.

TAGS RELACIONADOS