Investigan accidente de aeronave de instrucción ensamblada en el Perú
Investigan accidente de aeronave de instrucción ensamblada en el Perú
Redacción EC

A las 11:20 a.m. de ayer, una aeronave de instrucción de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) cayó en la cuadra 6 de la Av. Surco, en el distrito del mismo nombre. El sonido estruendoso asustó a los vecinos y transeúntes, quienes vieron cómo el pequeño avión, en un intento de aterrizaje forzoso, se enredó con unos cables, cayó en la pista y golpeó una camioneta y una moto.




La FAP informó que en la nave Alarus CH-2000, de matrícula FAP-497, iban los capitanes Julio Pinedo Centurión y Juan Carlos Valdivia Rodríguez. Ellos realizaban un vuelo de entrenamiento y estaban a punto de aterrizar en la Base Aérea de Las Palmas, ubicada a ocho cuadras de la zona del accidente.

Ambos oficiales sufrieron lesiones leves y fueron trasladados al hospital de la FAP. “Tienen contusiones, golpes, un corte en la cabeza, pero ya están siendo atendidos”, señaló en la zona el mayor general director de Comunicaciones de la FAP, Robert Baxerías Vukanovich. “[La aeronave] ha impactado con el poste y se ha revirado hasta chocar con el auto”, agregó el oficial. El tránsito quedó cortado en la avenida y horas después se retiró el poste de luz, que había quedado inclinado.

En un comunicado, la FAP precisó que todos los daños materiales serán asumidos por su seguro.

Bajo investigación

La Fuerza Aérea informó que ha dispuesto la activación de la Junta de Investigaciones de Accidentes. Agregó que como máximo en 30 días se determinarán las causas de la caída del avión en la zona urbana.

Según fuentes de la FAP, la aeronave fue ensamblada por el Servicio de Mantenimiento de la FAP, como parte del proyecto Antarqui, financiado por la Universidad Alas Peruanas.

La nave fue entregada a la FAP en diciembre del año pasado. Es decir, solo tenía dos meses de vuelo.

Convivir con aviones

Cristina Canales vive a dos casas del lugar donde ocurrió el accidente, en la urbanización La Virreyna. Comenta que todos los días los aviones sobrevuelan esa zona. “Los aviones hacen un ruido horrible y molesto; además, pasan muy cerca de las casas”, dijo.

Otros vecinos indican que ya se han acostumbrado a estas prácticas. “Nunca pensamos que pasaría algo así, pero a veces vemos que vuelan muy bajo”, dijo una señora que vive a unas cuadras.

Julián Palacín Fernández, abogado y presidente del Instituto Peruano de Derecho Aéreo, calificó lo ocurrido este lunes en la Av. Surco como un hecho aislado que representa un margen de accidentes mínimo dentro de las zonas de aviación civil y militar. El especialista detalló que la probabilidad es de uno por 50 mil viajes, aproximadamente.

“No se tienen registros de accidentes en Las Palmas. Es un aeropuerto totalmente seguro. Lo de ayer fue un tema técnico que se tendrá que investigar por la autoridad competente y los fabricantes”, dijo.

Por otra parte, el arquitecto y urbanista Jorge Ruiz de Somocurcio indicó que lo ocurrido es una señal de que la base aérea ya no es un lugar compatible con la ciudad y que, de cierta manera, responde a una falta de planificación.

“Antes las bases aéreas y cuarteles militares se ubicaban en la periferia de la ciudad, pero la ciudad de Lima ha ido creciendo y ha ido absorbiendo estos espacios. Se puede necesitar [Las Palmas], pero no tiene por qué estar dentro la ciudad”, señaló.

Ruiz de Somocurcio detalló que en el 2015 se trabajó con la gestión de Roberto Gómez Baca en la elaboración de un plan urbano en el que se incluía a Las Palmas y al hipódromo de Monterrico para construir grandes espacios públicos.

TAGS RELACIONADOS