La Municipalidad de Lima inició esta mañana los trabajos de construcción del nuevo puente peatonal Parobamba, ubicado en la zona de obras de lo que será el en el límite del Cercado de Lima y San Martín de Porres.

El municipio colocó ayer una viga de 100 toneladas de peso y 55 metros de longitud, para soportar al nuevo puente peatonal. José Justiniano, vocero técnico de la Municipalidad de Lima, sostuvo que los trabajos en esta estructura consisten en la colocación de las piezas prefabricadas (piso y barandas unidas), lo cual permitirá la celeridad en esta tarea. 

Apenas se habilite el paso por el puente Parobamba, resaltó, los trabajadores del proyecto vial Línea Amarilla cerrarán el acceso peatonal por la estructura metálica, tipo Bayley, ubicada a cien metros de esta operación. Este puente provisional fue colocado en el 2013 en reemplazo del paso de concreto colapsado en febrero de ese año.

“Un equipo continuará con el proceso de excavación y colocación de pilotes para que sostengan el esperado puente Bella Unión que conectará a más de un millón de vecinos del cono norte con el resto de la ciudad”, dijo.

El vocero de la Municipalidad de Lima señaló que se continúa avanzando con los trabajos del paso inferior Morales Duárez. De esta manera los peatones que acostumbraban a dirigirse por la Av. Universitaria, sentido San Martín de Porres-San Miguel, deberán ingresar ahora por la calle Paseo del Río Hablador hasta el cruce con el jirón Esmeralda donde se ubica el acceso al puente Parobamba.