Más de 500 niños de diferentes colegios del Callao llegaron hasta la Villa Deportiva Regional del primer puerto para cambiar sus pistolas, metralletas, espadas y otros juguetes de impacto bélico, por juegos pedagógicos y recreativos.

En compañía de sus padres y maestros, los niños de entre 6 y 7 años de edad dejaron sus juguetes bélicos en el piso para que estos sea aplastados y destruidos por una aplanadora, en una actividad simbólica organizada de manera coordinada por el (GRC) y la empresa DP Word, por el Día Mundial de la Paz, declarado por la ONU.

El presidente del gobierno regional, Félix Moreno, señaló que esta campaña busca contribuir con la paz social y hacerle frente a los altos índices de inseguridad ciudadana que vive la Provincia Constitucional y el Perú entero, inculcando en los menores hábitos de convivencia pacífica y valores morales.

"Creemos que si empezamos desde temprana edad, a los 6 años, podemos evitar que estos niños, a los 15 o 16 años, entren a las barras bravas o al pandillaje", manifestó Moreno.

Lee también...