Calle 13: ¿Se podía impedir el concierto en plaza San Martín?
Calle 13: ¿Se podía impedir el concierto en plaza San Martín?
Redacción EC

Uno de los primeros cuestionamientos que deja el improvisado concierto gratuito que ofreció en la plaza San Martín, pese a , es que la  no ejerció un efectivo control de la ciudad. Considerando que la locación había sido confirmada en redes sociales y portales de noticias con dos horas de anticipación, ¿se podía impedir la realización del evento?

► 

En conversación con El Comercio, el jefe de la Dirección Desconcentrada de Indeci Lima, Darío Chirinos, señaló que la municipalidad -a través de su personal de serenazgo y fiscalización- no debió permitir que se montara el escenario para el show. Con ello se habría evitado que más de 1.500 personas se reunieran en la plaza. "Una vez que se desarrolla el evento, se corre el riesgo de que la gente se te venga encima", dijo.

► 

Coincide con ello el municipalista Julio César Castiglioni, quien aclara que para impedir la instalación de cualquier infraestructura, el municipio debió pedir el apoyo de la Policía Nacional. "Sin ninguna coordinación la policía no puede intervenir, sobre todo, porque no había una alteración al orden público", indicó.

JUSTIFICACIÓN MUNICIPAL

No obstante, la gerente Fiscalización, , ha señalado que el concierto fue suspendido por intervención de la municipalidad y que se actuó de esa manera porque el manejo de la masa requiere de prudencia para evitar desmanes. "Hemos tenido que responder a las nuevas formas de convocar eventos por redes sociales", dijo.

► 

La funcionaria también sostuvo que el personal municipal no pudo impedir la instalación del escenario porque este fue acondicionado en un autobús y "la policía es la única que tiene autorización para llevarse un vehículo al depósito".

Al respecto, el ex jefe de la policía José Tisoc Lindley, precisó que el vehículo hubiese podido ser retirado por la policía  si cometía una infracción grave de tránsito o si se detectaba que llevaba manifestantes con la intención de realizar desmanes en la plaza. "El autobús transportaba equipos de sonido e iba a ser usado para la realización de un espectáculo público y según esa categoría es competencia del municipio", explicó.