Cámaras captaron facilidades que tuvo reo para huir de hospital

La mañana del miércoles 18 de noviembre, en el hospital Carrión del Callao se produjo una de las negligencias más notorias de las últimas semanas. Un preso que estaba bajo la custodia de dos agentes del Instituto Nacional Penitenciario () logró escapar a plena luz del día y las imágenes de las cámaras de seguridad muestra cómo .

El preso en cuestión, Bhel Boy Arbin Santillán Ríos, implicado en robos bajo la modalidad de 'marca' e incluso en asesinatos y tenencia ilegal de armas, había sido llevado al hospital Carrión en una ambulancia del INPE por una presunta molestia en la pierna. En su captura pasada, había recibido un balazo y usaba esto como excusa para ser trasladado al nosocomio.

Los agentes encargados de vigilar al reo, Jesús Antonio Sánchez Chávez y Wilmer Edinson Seminario Carreño (armado) los transportaron a un consultorio del hospital Carrión y luego, sin ningún tipo de seguridad, lo acompañaron a un pequeño quiosco dentro del nosocomio para desayunar.

Las cámaras captaron cómo, apenas fueron a desayunar, otros dos sujetos con lentes oscuros y capuchas, siguieron al reo y a sus dos vigilantes. En solo cuestión de segundos, los dos desconocidos redujeron a los agentes del INPE y se llevaron a Bhel Boy Arbin Santillán Ríos hasta la puerta trasera del hospital Carrión.

Antes de escapar, los sujetos cogotearon al vigilante y luego abordaron un carro azul para huir con rumbo desconocido. Ninguno de los dos agentes del INPE ni vigilantes del hospital Carrión pudieron hacer algo para evitar la fuga del delincuente.

Lee también...