Redacción EC

Al menos 19 familias que vivían en la segunda etapa de la zona conocida como Nievería, en el sector Santa Rosa, Carapongo (Chosica), se vieron afectadas por el desborde del río Rímac. Ellas, que en total suman 68 personas, se han trasladado desde hace un mes a las carpas que instaló la Municipalidad de Lima cerca del lugar.

A pesar de estar ubicados detrás del albergue Santa María Baja de Carapongo, los damnificados no cuentan con iluminación y servicios higiénicos. William Remuzgo, coordinador del albergue, señala que pese a que solicitaron mayor vigilancia y baños portátiles, ninguna autoridad ha atendido su pedido.

Remuzgo dijo que se necesita hacer limpieza en la zona porque hay animales muertos y que la descomposición de los mismos trae moscas y roedores.  Asimismo, precisó que tienen temor que los desalojen del lugar y les quiten las carpas.

Personal de Defensa Civil de la Municipalidad de Lima indicó que se intenta cumplir con brindar los servicios básicos a los damnificados, pero que muchas veces no tienen el apoyo de la Municipalidad de Chosica para cumplir con los requerimientos. Aclaró que los damnificados no tienen que preocuparse por las carpas, ya que son de ellos y que el tema de la reubicación está en el ámbito del Ejecutivo.

LEE TAMBIÉN 

Policías realizaron pruebas de luminol en lugar del crimen de José Yactayo — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)

TAGS RELACIONADOS