El cardenal realizó el tradicional lavado de pies durante la misa en la Catedral de Lima que recuerda la cena de Jesús con sus apóstoles. Se trata de uno de los actos representativos de la .

Ante una feligresía que abarrotó el templo esta noche de Jueves Santo, la máxima autoridad de la Iglesia Católica peruana --ayudada por sus acólitos--procedió a imitar el acto del Señor con doce integrantes del asilo de las Hermanitas de los ancianos desamparados, ubicado en la avenida Brasil.

“Es un significado de servicio, de caridad hacia el otro, desprendimiento y sobre todo de hacernos nosotros servidores de los demás a ejemplo de Cristo”, comentó a Canal N el seminarista Jaime Guerrero.

Hoy, Jueves Santo, también es tradicional entre los católicos , como conmemoración a las siete caídas y el padecimiento que tuvo Jesús rumbo a la cruz.