En caso de una emergencia, las torres de Sedapal entrarían a operar para abastecer de agua a la población limeña. (Foto: GEC)
En caso de una emergencia, las torres de Sedapal entrarían a operar para abastecer de agua a la población limeña. (Foto: GEC)
Redacción EC

Lima no está preparada para afrontar un de magnitud 8, como el que remeció diversas regiones de la selva peruana (Loreto, Amazonas y San Martín) la madrugada del domingo, sostuvo hoy el ex ministro de Vivienda, .

"Si un terremoto que tiene grado 8 o más ocurriera en Lima se prevé una cifra de más de 100 mil muertos", apuntó el también parlamentario en entrevista con Canal N.

Los cuantiosos daños materiales y la pérdida de vidas humanas respondería a la precariedad de las construcciones y el estado del servicio de agua potable en la ciudad, dijo Bruce.

"El grave problema sería el colapso de los servicios, en especial de agua. Si las tuberías se rompen sin que haya nada, imagine un terremoto", indicó Bruce.

"tiene 400 pozos distribuidos por la ciudad que entrarían a operar, pero eso significa ir con tu balde a recoger agua. Probablemente esa sea la situación por un par de meses", advirtió.

Como solución, Bruce recomendó apuntar hacia la construcción de plantas desalinizadoras a lo largo de la costa peruana, en lugar de optar por traer agua de la cordillera a través de trasvases.

"La ciudad está al lado del mar. Hacer una planta desalinizadora en Huaylas, otra en Ancón, que está en los planes de Sedapal es lo indicado, que además cuesta menos", anotó.