Carlos Burgos enfrenta hoy una condena de 20 años
Carlos Burgos enfrenta hoy una condena de 20 años
Ana Briceño

Luego de tres años de investigaciones, el ex alcalde de San Juan de Lurigancho Horna se sentará hoy en el banquillo de los acusados para escuchar su sentencia. De comprobarse que se enriqueció de manera ilícita y lavó dinero ilegal –como lo sostiene la fiscalía–, el ex burgomaestre recibiría una pena de 20 años.

El período que abarca la indagación a Burgos es del 2007 al 2013. En el 2014 intentó ser alcalde por tercera vez, pero su candidatura fue tachada por el Jurado Nacional de Elecciones, al confirmarse que había terminado la secundaria el 2013 y no en 1982, como consignó en su hoja de vida. Sin embargo, esa mentira sería un aprieto menor frente a la acusación que ahora pesa en su contra.

“El acusado se valió del cargo de alcalde para abusar y obtener grandes sumas de dinero, que no se justifican con sus ingresos percibidos”, es una de las conclusiones de la Fiscalía Anticorrupción, en la acusación formal contra Burgos, afiliado al partido Solidaridad Nacional, que encabeza el alcalde de Lima, Luis Castañeda.

–Desbalances–
Los peritajes contables y financieros realizados por la fiscalía concluyeron que entre el 2007 y 2013, el desbalance patrimonial de Burgos fue S/8’445.210,01, es decir, sus ingresos fueron inferiores a sus egresos.

Según la acusación fiscal, a la que tuvo acceso este Diario, el 2008 el desbalance patrimonial de Burgos fue de S/1’015.930,28. Sus ingresos ese año fueron S/110 mil pero sus egresos llegaron a S/1’126.891,58.

Los peritajes arrojaron que destinó S/95 mil para constituir la empresa C&D Car y prestó –en su calidad de socio mayoritario– S/819 mil a dos de sus compañías. A medida que pasaban los años, su desbalance fue aumentado sin posibilidad de justificarlo.

“Destinaba dinero para supuestos préstamos a favor de sus empresas y para compras de bienes como terrenos en Jicamarca a precios subvalorados. Las empresas fueron pura fachada para lavar dinero ilícito”, sostuvo una fuente de la Procuraduría Anticorrupción.

–Amistades peligrosas–
En esta investigación también están incluidos Jessica Oviedo, ex pareja de Burgos, a quien él nombró asesora cambiando los requisitos profesionales para ese puesto –según la fiscalía–, y su amigo David Nestares, ex teniente alcalde.

“Entre los tres existió una relación de suma confianza que les permitió adquirir  bienes, constituir, administrar y dirigir empresas. Y, a través de contratos simulados, transferir los bienes y los títulos de las empresas a familiares y amigos”, se lee en la acusación fiscal.

Para el Ministerio Público Oviedo y Nestares también presentan desbalance patrimonial. Este Diario intentó durante varios días comunicarse con los tres, pero no obtuvo respuesta.

Lee también:

Castañeda respaldó a ingeniero que negó caída de puente — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)