Roger Aguilar Mendieta

Redactor de la sección Nacional

roger.aguilar@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

A fines del año pasado, Gustavito comenzó a tener fiebre constante. La familia, preocupada, lo llevó a un hospital en , donde los resultados del hemograma arrojaron que lo suyo era algo grave: sospecha de leucemia, y fue derivado a . Luego, en enero, el niño, de ocho años, viajó con su madre a la capital y fue internado en el Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja, donde se le confirmó la enfermedad y empezó su largo tratamiento costeado por el Seguro Integral de Salud. Frente a esta situación, la madre se vio en la necesidad de quedarse, pero no tenía dinero y tampoco parientes en la ciudad. ¿Qué hacer?

LEE AQUÍ: Lomas El Mirador: un atractivo destino para conocer y disfrutar en temporada seca | FOTOS

que viven en provincias y vienen a la capital por atención médica atraviesan este difícil trance. Algunas han sido vistas pernoctando fuera de los hospitales y otras en los parques más cercanos. En el caso de Gustavito, la historia, felizmente, fue otra. La Casa Ronald San Gabriel le dio albergue a su madre y también acogió a los miembros de su familia cuando se necesitó que estuvieran en la capital. Ello, para hacerles los exámenes para saber si podían ser donantes de médula para el niño. Asimismo, Gustavito se alojó ahí para prepararse para recibir la médula y si bien ahora está en el hospital, volverá a alojarse allí para continuar con su monitoreo y estar seguros de que la operación salió bien.

Los hermanos Saulo y Cecia proceden de la región San Martín. Él lleva tratamiento en la capital y ella lo acompaña en la Casa Ronald San Gabriel mientras sus padres continúan trabajando. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
Los hermanos Saulo y Cecia proceden de la región San Martín. Él lleva tratamiento en la capital y ella lo acompaña en la Casa Ronald San Gabriel mientras sus padres continúan trabajando. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)

La , ubicada en Surco, brinda alojamiento temporal gratuito a las personas de provincias cuyos hijos, desde los cero hasta los 18 años, necesitan llevar tratamiento médico especializado en la capital y no cuentan con los recursos suficientes para costear su estadía. Cuenta con 13 habitaciones (8 construidas y cinco temporales) y puede recibir hasta 40 personas, y aparte de la habitación para pernoctar, los beneficiarios reciben también apoyo en, por ejemplo, alimentos, servicio de lavandería e internet, también se les brinda soporte emocional y se les ayuda con el transporte en coordinación con las citas médicas.

“El propósito de la organización es evitar el abandono del tratamiento médico”, señala a este Diario Jonathan Rossi, director ejecutivo Asociación Casa Ronald McDonald del Perú. “Lamentablemente, en el país, hay altas tasas de abandono de tratamiento médico, sobre todo para las familias de regiones que se ven obligadas a venir a Lima, donde se concentra la mayoría de hospitales especializados en tratamientos complejos, como el cáncer, y cuyo tratamiento toma muchos meses”, agrega.

Rossi subraya que, para la asociación, “el 50% de la cura de la enfermedad no solo está en el tratamiento médico, sino también está en la compañía de la familia en ese momento, tanto para el niño como para los cuidadores de ese niño”.

LEE AQUÍ: tatuar para sanar: cuando el arte ayuda a borrar las cicatrices de la vida | FOTOS

Durante la pandemia, el año pasado, la Casa Ronald San Gabriel tuvo que disminuir la capacidad de sus habitaciones para cumplir con los protocolos de bioseguridad del Ministerio de Salud. Pero al mismo tiempo, gracias a las gestiones de la asociación, Acnur -que es la agencia de la ONU para los refugiados- le donó cinco albergues temporales, “shelter”, que fueron instalados e implementados por la Cooperación Alemana, Veneactiva y la Unión Europea.

En este tiempo, la casa acogió, sobre todo, a niños de entre 8 a 14 años de edad con tratamiento por leucemia. Ellos procedían de Piura, Lambayeque (costa norte), San Martín, Loreto (selva), Ayacucho y Apurímac (sierra).

La Casa Ronald San Gabriel recibe a personas cuyos hijos tienen entre cero a 18 años de edad.  (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
La Casa Ronald San Gabriel recibe a personas cuyos hijos tienen entre cero a 18 años de edad. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)

Gran colecta virtual: ayudemos a ayudar

A fin de poder brindar más ayuda, la asociación realiza una colecta virtual para construir el segundo piso de la Casa Ronald San Gabriel. La actividad es la primera que realiza, empezó el 18 de octubre y finalizará este domingo 31, con un evento que se transmitirá en sus, a partir de las siete de la noche.

Lo que se quiere hacer es incrementar la capacidad de la Casa San Gabriel, por lo que se planea construir 15 habitaciones más y así se pueda albergar a 100 personas en total. De hecho, según una investigación que realizó la asociación el año pasado, habían más de 30 familias en lista de espera en los albergues de la ciudad.

El proyecto está valorizado en 300 mil soles. La forma como se financiará, además de la colecta, incluye otras actividades y el dinero que destine Mc Donald´s por las ventas de las Big Mac el 3 de diciembre. Esa fecha se celebra el Gran Día y el dinero que recauda por las ventas de su icónica hamburguesa, la firma lo reparte entre la Casa Ronald y Aldeas Infantiles SOS.

La forma en que usted puede apoyar la colecta virtual es donando desde un sol vía Yape: 997 183 536, o también en las siguientes cuentas del BCP: 194-2341754-0-79 / CCI: 00 219 400234175407 9 98 y cuenta corriente en dólares americanos: 194-2332558-1-00 CCI: 00 219 400233255810 0 99.

“Invito a todos y todas a sumarse a la colecta virtual de la Asociación Casa Ronald McDonald para que así juntos podamos lograr que más niños, niñas y adolescentes con enfermedades complejas puedan culminar sus tratamientos médicos de forma segura, cálida y sobre todo al lado de su familia”, invocó Jonathan Rossi.

MÁS INFORMACIÓN:

  • Hay más de 360 casas Ronald en 45 países. En el Perú, hay dos, la que se mencionó en la nota, en Surco, y otra en Jesús María.
  • Estas casas albergue trabajan con los hospitales pediátricos más importantes del mundo. En el país, trabaja de la mano con el Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja y el Hospital Edgardo Rebagliati de Essalud.
La Casa Ronald cuenta con una zona de esparcimiento y juegos para los niños. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
La Casa Ronald cuenta con una zona de esparcimiento y juegos para los niños. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)


Samir y los hermanos Cecia y Saulo se conocieron en la Casa Ronald y se han hecho buenos amigos. Detrás de ellos se puede ver uno de los cinco albergues temporales, "shelter", que hay en el lugar. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
Samir y los hermanos Cecia y Saulo se conocieron en la Casa Ronald y se han hecho buenos amigos. Detrás de ellos se puede ver uno de los cinco albergues temporales, "shelter", que hay en el lugar. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
El 50% de la cura de la enfermedad está en la presencia de los familiares durante el tratamiento de los niños, señala Rossi. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
El 50% de la cura de la enfermedad está en la presencia de los familiares durante el tratamiento de los niños, señala Rossi. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
Los niños cuentan con juguetes en la Casa Ronald. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
Los niños cuentan con juguetes en la Casa Ronald. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
También con material de lectura. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
También con material de lectura. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
Los niños recibieron la visita de la exmiss Perú Valeria Piazza, quien les dejó un bonito mensaje. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
Los niños recibieron la visita de la exmiss Perú Valeria Piazza, quien les dejó un bonito mensaje. (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
Mari junto con su pequeño Samir. Ellos son de Piura y la Casa Ronald los acoge cuando deben estar en la capital para los controles médicos de Samir (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
Mari junto con su pequeño Samir. Ellos son de Piura y la Casa Ronald los acoge cuando deben estar en la capital para los controles médicos de Samir (Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
La Casa Ronald ha sido de gran ayuda para muchas personas. Sin ella, tal vez, hubieran abandonado el tratamiento médico para sus hijos.(Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)
La Casa Ronald ha sido de gran ayuda para muchas personas. Sin ella, tal vez, hubieran abandonado el tratamiento médico para sus hijos.(Foto: Anthony Niño de Guzmán @photo.gec)

TE PUEDE INTERESAR