se salvó de ser sentenciada a 35 años de cárcel por la muerte de su madre, la empresaria , tal como había solicitado el Ministerio Público. Luego de más de seis horas de audiencia y tras ser absuelta, la joven dio gracias a Dios y a su mamá: "No tengo cabeza para rencores, solo para la gratitud".

Por mayoría, el colegiado “B” de La Segunda Sala Penal con Reos en Cárcel decidió retirar la acusación fiscal formulada contra Eva como autora del delito de parricidio.

La decisión se la sala se basó en que los indicios no pudieron ser demostrados concretamente, sobre todo con el testimonio de los policías argentinos y del periodista que entrevistó al sicario colombiano Alejandro Trujillo Ospina.

Tampoco se encontró motivación criminal en Eva Bracamonte. Según el dictamen psicológico, no se determinó trastorno sino inmadurez, ni condiciones internas de odio como para planificar la muerte de su madre.

Lee también...

TAGS RELACIONADOS