Redacción EC

La Municipalidad de Lima empezó a desmantelar parte de la estructura de la casona que se incendió en octubre del 2014 en la plaza Dos de Mayo, ya que representaba un riesgo para los peatones ante la falta de mantenimiento de las zonas dañadas.

Los trabajos fueron supervisados por el Ministerio de Cultura y el apoyo del cuerpo de bomberos. Para las labores en el techo de la casona siniestrada, se utilizó un vehículo con escalera telescópica.