Chilca: hallan restos óseos de 600 años de antigüedad
Chilca: hallan restos óseos de 600 años de antigüedad

Debajo de las calles de Lima aún se esconden pedazos de la historia de quienes habitaron nuestra ciudad hace siglos. Muchas de estas piezas han sido saqueadas por huaqueros o destruidas durante la construcción de la metrópolis; sin embargo, gracias al esfuerzo del Ministerio de Cultura y la colaboración de empresas privadas, se están recuperando restos prehispánicos que ayudarán a entender más la vida de las antiguas civilizaciones. 

A inicios de marzo de este año, la empresa Cálidda, que provee de gas natural a Lima y el Callao, encontró restos de dos entierros funerarios y huesos de tres camélidos durante las excavaciones en una obra cerca de la carretera que une Chilca, a la altura del kilómetro 67 de la Panamericana Sur, con Santo Domingo de Olleros, en Huarochirí. 

—Trabajos de preservación—
Lima Metropolitana tiene una ocupación de más de 10 mil años de antigüedad y las huellas de esas épocas aún se aprecian en los más de 300 sitios arqueológicos que sobrevivieron al paso del tiempo: hay huacas, cementerios, espacios rituales, etc. 

Para evitar que nuestra historia se pierda durante trabajos de construcción, cualquier empresa que vaya a realizar obras de excavación en el país debe presentar al Ministerio de Cultura un plan de proyecto arqueológico en el que explique los procedimientos por seguir en caso de que se encuentren piezas arqueológicas. 

“Toda obra de ingeniería que requiera remoción de tierra debe presentar al Ministerio de Cultura un proyecto que especifique las características de la obra y el plan de mitigación ante cualquier hallazgo fortuito para evitar que este se vea afectado o, peor aun, destruido”, indica el arqueólogo inspector del Ministerio de Cultura Carlos Moreno Castro. 

Según el Reglamento de Intervenciones Arqueológicas, desde el 2014, todas las empresas deben paralizar los trabajos de excavación si encuentran vestigios arqueológicos y mientras duren las obras de remoción de estos. 

En Chilca se encontraron restos funerarios de los antiguos pobladores de la zona sur de Lima.

En Chilca se encontraron restos funerarios de los antiguos pobladores de la zona sur de Lima. 

—Los últimos hallazgos—
En Chilca, durante la instalación de gas natural, los trabajadores encontraron los restos funerarios de dos personas, así como de tres camélidos. La arqueóloga supervisora Cecilia Camargo precisó que por cómo fueron enterrados se puede determinar que tendrían aproximadamente unos 600 años de antigüedad y que pertenecerían al período Intermedio Tardío. 

“La dos estructuras son unas cámaras que tienen lajas de piedras planas como sellos y consolidados con una torta de barro para evitar que se suelten. Dentro de estas hay dos pobladores en posición fetal y recubiertos con textiles”, aseguró Camargo. 

Estos fardos funerarios estuvieron cerca de ser destruidos debido a antiguas tuberías de agua [hoy en desuso] y un cableado de electricidad que atravesaron la zona de excavación. “A diferencia de nuestro trabajo, estas conexiones afectaron los restos de los animales, pero nos las cámaras funerarias”, dijo la arqueóloga. 

Para el supervisor externo de arqueología Pedro Vargas, este hallazgo no solo ayudaría a conocer más sobre los antiguos pobladores de la zona, sino también demostraría que la existente carretera habría sido usada desde épocas incaicas para unir la costa con otros pueblos.

“Es probable que esta ruta haya sido usada por antiguos pobladores ligados a la vida ganadera, debido a los restos de camélidos encontrados. Puede ser que, por el constante trajinar entre la costa y la parte alta, hayan enterrado a estos sujetos en un punto medio del camino”, señaló Vargas. 

Las piezas halladas serán recuperadas y llevadas a las instalaciones de la empresa para luego pasar por un trabajo de gabinete, que consiste en investigar, analizar y, en algunos casos, restaurar todo el material obtenido en Chilca. 

—Otros vestigios—
San Juan de Lurigancho
En febrero del 2016, en San Juan de Lurigancho, se recuperaron material cerámico y algunos entierros, posiblemente asociados al sitio arqueológico de Canto Chico. Estos vestigios estarían relacionados con el desarrollo del curacazgo de Lurigancho, el cual se habría desarrollado en el territorio entre los años 900 y 1470 d.C.

Señor de Payet
En abril del 2015, en Independencia, se halló un entierro de aproximadamente 600 años de antigüedad de un individuo de unos 35 o 45 años. Según los trabajos de investigación, esta persona habría sido un pescador o buzo debido a unas malformaciones desarrolladas para proteger el canal auditivo.

Breña
En agosto del 2015, durante los trabajos de instalación de gas natural, se encontraron 45 vasijas, que formarían parte de un posible cementerio prehispánico de más de 1.800 años de antigüedad.

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS