Pocos choferes suspendidos acuden a cursos de sensibilización
Pocos choferes suspendidos acuden a cursos de sensibilización

LUIS SILVA NOLE / 
Redactor de Sociedad

La racha de muertes por atropellos y choques, especialmente motivados por unidades de transporte público, obliga a poner la lupa en el Curso de Seguridad Vial y Sensibilización del Infractor, que dictan las escuelas de manejo autorizadas por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) a choferes que por faltas han acumulado 100 o más puntos y han sufrido la suspensión de sus brevetes por seis meses o más.

Y lo primero que salta es la escasa concurrencia a dicho curso, que es llevado al final del período de castigo y es requisito indispensable para tramitar la rehabilitación de su brevete.

“En cada curso de sensibilización solo van en promedio cuatro personas y a lo mucho abrimos un curso cada 15 días con esa poca cantidad de alumnos. El curso consta de clases de normas, repaso de manejo defensivo y revisión de videos de accidentes. La idea no es asustarlos, es que tomen conciencia”, dijo a El Comercio Jaime Obregón, profesor de la escuela de choferes particulares y de transporte público .

“Además del desinterés de los infractores está el hecho de que existen escuelas, como las que hay en la avenida Venezuela, que se valen de jaladores y expiden certificados a solo pago, sin que el chofer asista a clases”, denunció Obregón.

Entre las modificaciones al Reglamento Nacional de Tránsito que el MTC emitió el jueves pasado figura que la duración del curso de sensibilización pase de 20 a 40 horas. “Antes el curso se completaba en tres días. Ahora deberá hacerse en seis días”, agregó el profesor.
Hugo León, recepcionista de la sede de Lince de la escuela de manejo Brevetes Perú, señaló que a lo mucho el curso de sensibilización que dictan tiene cuatro alumnos. “Hay períodos en los que no abrimos el curso por falta de quórum”, acotó León.

MILES EN FALTA

La situación preocupa si se toma en cuenta que el Servicio de Administración Tributaria de Lima (SAT) tiene registrados desde el 2012 hasta este mes a 26.881 choferes con 100 o más puntos en Lima Metropolitana.

“Informamos siempre al MTC quién se pasó de puntos. La policía impone papeletas, nosotros cobramos. El ministerio era el que debía ir detrás de los que acumularon puntos. Ahora la nueva norma dice que el municipio cancelará el brevete ”, indicó una fuente del SAT.

La reacción del Estado va por el lado de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutrán). “Vamos a evaluar y replantear el sistema de cursos de las escuelas de manejo, especialmente los dirigidos a los choferes con licencia suspendida. Por las evidencias en las pistas, los cursos no dan resultado positivo”, dijo Elvira Moscoso a este Diario sin detallar en qué consistirá ese replanteamiento.

“Además de fomentar valores ciudadanos, los cursos deberían hacer distinciones: por ejemplo, no es igual manejar a la defensiva en la ciudad que en la carretera. Más allá del curso, manejar bien depende de cada persona”, dijo Moscoso.

Luis Quispe Candia, especialista en transporte y presidente de Luz Ámbar, considera que este sistema de cursos se presta para la corrupción. "Los cursos para choferes en nuestro medio se han convertido en un fabuloso negocio. En muchos casos los llamados cursos de capacitación son un engaño. A los choferes no les enseñan nada. Prácticamente les venden el certificado sin que los infractores asistan a clases", dijo Quispe.

MÁS DATOS

SUSPENSIÓN DE LICENCIA
Si en dos años un chofer acumula 100 puntos con faltas, se le suspende el brevete por seis meses. Si vuelve a sumar 100, la suspensión es por un año. Si reincide por tercera vez, se le cancela definitivamente. Un chofer con brevete cancelado de forma definitiva ya no puede llevar el curso de sensibilización.

SIN ESTADÍSTICA
César Curioso, asesor del Consejo Nacional de Seguridad Vial, indicó, tras pedido de El Comercio, que la Oficina de Tecnología de Información del MTC no podía dar por estos días la estadística de choferes que han pasado por los cursos de sensibilización debido a que está abocada a otros temas de coyuntura.

TODOS MEZCLADOS
Jaime Obregón, profesor del curso de sensibilidad de la escuela José Gálvez, dijo que lo imparte en el mismo lugar a choferes particulares y de transporte público. “La ley no pide que se les separe. Mejor sería hacerlo porque son realidades distintas”, indicó. “Esta mal confundir tránsito con transporte”, reflexionó Lino de la Barrera, experto en transporte.

LO MANDA LA LEY

Todos los choferes de transporte público están obligados por ley a tomar un curso anual de capacitación, dictado por universidades o institutos superiores.