Luego de la muerte de tres bomberos voluntarios durante un incendio en este diario recorrió las estaciones con más carencias para comprobar las malas condiciones en las que trabajan. 

En un recorrido por las compañías de Chorrillos, Lurín, Ate y San Juan de Lurigancho se evidenció que no solo carecen de insumos sino de ambientes idóneos. 

Pese a que realizan una labor desinteresada y sin retribución económica, los bomberos deben invertir en promedio S/.700 para adquirir algunos de sus equipos de protección.

Solo en la capital esta situación afecta a 7 mil bomberos, que por la falta de equipamiento no pueden salir a cubrir incendios si no cuentan con protección. Hay un solo equipo de protección personal por cada cinco bomberos.

TAGS RELACIONADOS