Redacción EC

Las principales calles de Lima quedaron completamente vacías luego de que a las 8:00 p.m. del miércoles se iniciara el periodo de inmovilización obligatoria () en todo el país, tal como lo anunció el presidente Martín Vizcarra.

Esta medida se extenderá mientras dure el estado de emergencia nacional establecido por el gobierno para combatir el brote de coronavirus (COVID-19) en el país.

Calles y sitios muy concurridos del centro de Lima, como el jirón de la Unión o la Plaza San Martín estaban desiertos minutos antes de las 9 p.m.

Al sur de la ciudad, el parque Kennedy, en Miraflores, donde a diario se observan cientos de personas, entre vecinos y turistas, se encontraba sin gente. Los negocios a su alrededor estaban cerrados.

Otras avenidas como Brasil, en Jesús María, o Alfonso Ugarte, en el cercado se encontraban resguardadas por policías y militares quienes vigilaban que no se rompiera en toque de queda.

Según reportó RPP, avenidas como Tomas Valle y Túpac Amaru estaba fuertemente resguardadas por policías y militares.

“Se dispone la inmovilización social obligatoria de todas las personas en sus domicilios desde las 20.00 horas hasta las 05.00 horas del día siguiente, excepto del personal estrictamente necesario que participa en la prestación de los servicios de abastecimiento de alimentos, salud, medicinas, la continuidad de los servicios de agua, saneamiento, energía eléctrica, gas, combustibles, telecomunicaciones, limpieza y recojo de residuos sólidos, servicios funerarios, y transporte de carga y mercancías y actividades conexas, según lo estipulado por el Ministerio de Transporte y Comunicaciones”, se explica en el decreto supremo N° 044-2020-PCM que declara el estado de emergencia nacional.

El presidente Martín Vizcarra explicó en conferencia que esta medida se tomó porque existe un pequeño porcentaje de peruanos que no respeta la restricciones que forman parte del estado de emergencia y están “jugando con su salud y la del resto de peruanos”.

“En vez de hacer respetar el estado de emergencia hacían caso omiso", aseguró.

En el tercer día de aislamiento social decretado por el gobierno, la cifra de contagiados por el coronavirus se elevó a 145.