Redacción EC

A falta de un patio de maniobras propio, uno de los operadores del capacita a sus choferes en el terminal norte del , en . Esto a pesar de que el contrato de concesión del Cosac señala que esta instalación de 60 mil m2 es de uso exclusivo para guardar y dar mantenimiento a los buses articulados y alimentadores.

Es decir, se estaría haciendo un uso indebido de la infraestructura, ante la aparente inacción de , pues esta entidad tiene oficinas en el patio de Sinchi Roca y controla el ingreso y salida del complejo.

Un video difundido hace dos semanas mostraba cómo buses alimentadores de Lima Bus Internacional (uno de los cuatro operadores de buses del Metropolitano) eran pintados de azul para integrar la flota del corredor azul. Según Pro Transporte, esta empresa pidió la desafectación de 16 vehículos para transferirlos al Consorcio Transporte Arequipa (CTA), uno de los dos ganadores de la licitación que todavía no entra en operación.

Buses del corredor azul y alimentadores del Metropolitano, juntos en el mismo patio. (El Comercio)

El traspaso es posible porque “la flota nunca formó parte de la concesión del Metropolitano ni prestó servicio”, precisó Raúl Regalado, asesor legal de Pro Transporte. Sin embargo, la actuación de Lima Bus Internacional a favor de CTA no acabó allí.

En fotografías a las que accedió El Comercio, se aprecia a personas vestidas con el uniforme distintivo del corredor azul descendiendo de los buses pintados en el patio del Metropolitano. Se trata de choferes de CTA que realizan sus prácticas de manejo y –de paso– se benefician de instalaciones como los comedores. En tanto, los buses pueden ingresar al gasocentro y el taller de mantenimiento.

José Luis Díaz León, gerente general de Lima Bus Internacional, admitió que la instrucción y reclutamiento de conductores se realiza en ese lugar porque “el consorcio Arequipa no tiene patios”. Explicó que la empresa Lima Bus S.A., de la cual también es gerente, firmó un contrato para asesorar a CTA. Lima Bus S.A. posee el 80% de las acciones de Lima Bus Internacional.

Además, según Registros Públicos, CTA otorgó poderes de representación del más alto nivel a Díaz para que se encargue de negociar la compra de buses, el financiamiento con bancos y lo necesario para la operación en el corredor azul. 

Utilizar el patio del Metropolitano para un fin distinto al sistema constituye un incumplimiento contractual que amerita una penalidad de S/.76.000 (20 UIT) por día. Según Díaz, estas capacitaciones cuentan con el consentimiento de Pro Transporte, aunque esta entidad lo niega. 

Los buses azules tienen acceso incluso a los talleres del patio. (El Comercio)

Antonio Noriega, gerente de CTA, admite que la empresa de Díaz instruye a sus 150 choferes, pero asegura que no conoce en qué instalaciones.

Si la flota en cuestión no es parte de la concesión, tampoco debería surtirse de combustible, pero en las fotos se demuestra lo contrario. Según Regalado, “estos buses permanecen en el patio por una cuestión de seguridad, cuando termine la desafectación serán retirados”.

El jueves 2 de octubre, el funcionario aseguró que iniciarán las averiguaciones para confirmar la denuncia. “Si hay alguna irregularidad o uso indebido de los bienes, veremos qué medidas adoptar”. Ayer Pro Transporte informó que Lima Bus Internacional tiene hasta el lunes 13 para dar su descargo. 

Lo que la entidad municipal también debe explicar es por qué CTA no cuenta con patio, si este debería estar habilitado al 50% antes de la etapa previa de operación.