Cristina Fernández

La primera carrera dentro de una cárcel del país se realizó ayer en el penal Ancón II. Unos 80 internos –entre hombres y mujeres que entrenaron por más de seis meses– corrieron 7,5 kilómetros (seis vueltas al perímetro del reclusorio).

La competencia denominada “Correr te Hace Libre” fue organizada por el y la asociación Perú Runners, a través de su ONG Chaki Wayra, con la finalidad de lograr la resocialización de los internos a través del deporte.

“Al inicio solo 15 chicos participaban del programa. Otros internos empezaron a ver lo positivo que es hacer deporte y se fueron sumando. Ahora son más de 100”, recuerda Hugo García, representante de Perú Runners, quien estuvo casi un año preso, pero nunca dejó de correr. Él decidió volver a un penal para replicar su experiencia.

Hugo García señala que los principales síntomas que tiene un interno son la ansiedad y la depresión. Además, en la prisión los hombres pierden peso y las mujeres suben. “Este programa trata que salgan de la depresión y recuperen su estado físico, a través del deporte. Ellos también renuevan sus ganas de lograr nuevos objetivos”, afirma.

A diferencia de otros establecimientos penitenciaros del país, el Penal Ancón II cuenta con la estructura para que los reos puedan correr o practicar diferentes disciplinas deportivas. Su directora Marthinet Ávila, refiere que el penal es distinto del resto por su infraestructura, sus internos son primarios y por delitos menores, y no hay hacinamiento. La reincidencia delictiva de los presos de Ancón que salen en libertad es de 1%.

A nivel nacional hay más de 80 mil internos. El 73% son reos primarios, la mayor parte de ellos entre 18 y 25 años de edad. “Ellos están pagando por su errores pero necesitan reinsertarse en la sociedad. Tenemos programas de reinserción y uno de los mejores es este. Hay que recordar que necesario también el apoyo de la población civil”, señala Carlos Vásquez, director general de Política Criminal y Penitenciaria del Ministerio de Justicia.

La disposición del Ministerio de Justicia es replicar el programa “Correr te Hace Libre” en los 67 penales del país.

La carrera de 7,5 kilómetros demostró la buena capacidad física, el esfuerzo y constancia de los internos de Ancón II. El primero en cruzar la meta fue Juan Carlos Chumacero. En unas semanas, este joven de 26 años, condenado por robo, dejará la prisión tras permanecer cinco años dentro.

En la categoría femenina el primer lugar lo obtuvo Jessica Robles, presa desde hace cinco años por robo agravado. “He ganado amigos tanto de dentro como fuera del penal (entrenadores voluntarios de Perú Runners). Este  programa nos ayuda a esforzarnos”, afirma.

TAGS RELACIONADOS