Crimen en Armendáriz: víctima tenía antecedentes [VIDEO]
Pamela Sandoval Del Águila

Más de veinte disparos a muy corta distancia acabaron ayer con la vida de Luis Fernando Moreno Senepo, de 43 años, cuando manejaba una moderna camioneta por la bajada de Armendáriz, desde la Vía Expresa rumbo a la Costa Verde, en .

Según relató un sereno del distrito a los agentes de la División de Homicidios de la Policía Nacional, minutos antes de las 6 a.m. la camioneta de color plata metálico que conducía Moreno, de placa D6R-124, irrumpió en la vía perseguida por otros dos vehículos de color negro. Estos la golpearon hasta conseguir que Moreno perdiera el control y su vehículo terminara entre los arbustos en la margen izquierda de Armendáriz. Luego, dos sujetos bajaron de los carros y le dispararon. “El sereno escuchó disparos como pequeños cohetecillos, lo que nos da la hipótesis de que los sujetos usaron silenciador”, informó el general PNP Gastón Rodríguez, jefe de la Región Policial Lima, quien por la forma del crimen y el ensañamiento de los homicidas no descartó que se trate de un ajuste de cuentas. 

Muy asustados, vecinos que a esa hora acostumbran trotar por el área contaron que escucharon al menos siete de los disparos. Sobre el carril izquierdo, cerca de donde quedó la camioneta, así como en la berma central de la vía, restos de vidrio, plástico y sangre, además de casquillos de bala evidenciaban la violencia con la que actuaron los asesinos. Los testigos lamentaron que, pese al alto tránsito de la zona, no haya policías a primera hora del día ni durante la noche. 

Alrededor de las 9:30 a.m., cuando Elizabeth Zelada, fiscal adjunta de la Fiscalía Provincial Penal 2 de Miraflores, iniciaba las gestiones para levantar el cadáver, llegó Néstor Moreno, hermano de la víctima. Según contó a los investigadores, Luis era taxista, se ganaba un dinero extra con la compra y venta de autos, y hacía dos días que sus familiares no sabían dónde estaba. 

Por ello, no pudo explicar qué hacía su hermano a esas horas en Miraflores, vestido con lo que sería una pijama y en un vehículo que –de acuerdo con Registros Públicos– pertenece a una mujer a quien hasta el momento no se le ha encontrado relación alguna con la víctima. 

“Él era bueno, dedicado a sus hijos, a su trabajo, a jugar [fútbol] con los muchachos en Chorrillos”, dijo uno de sus amigos, quien prefirió no identificarse. 

Pese a esta descripción, reportes policiales precisan que Luis Moreno tenía antecedentes por tenencia ilegal de armas y lesiones leves. Además fuentes del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) agregaron que purgó condena en 1997 y 1999 por robo agravado, lo que refuerza las sospechas de la policía. 

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS