Daniel Urresti encabezó operación en el 'Nuevo San Jacinto'
Redacción EC

El flamante ministro del Interior, , encabezó sus primeros dos operativos de seguridad y tránsito. En primera instancia, acompañó a la al llamado 'Nuevo San Jacinto', ubicado en La Victoria. Allí se comercializarían autopartes robadas. También supervisó la imposición de papeletas de tránsito en Ate.

"Me estoy comprometiendo a combatir la delincuencia con lo que tenemos, a partir de hoy día. Principalmente estamos orientándonos a tres cosas. Una de ellas, el robo de vehículos, para lo cual queremos eliminar los mercados que reducen”, manifestó a la prensa.

El reemplazante de Walter Albán estuvo acompañado del director general de la institución policial, general Jorge Flores Goicochea. Tal como ocurrió en su conferencia de presentación, el militar en retiro dedicó unas palabras a defenderse de posibles críticas.

"Salen los críticos a decir que flor de un día, que salgo a un operativo y no. Estos operativos serán diarios, mañana, tarde y noche", afirmó.

En el primer operativo, ejecutado en la cuadra 4 del jirón Huascarán, en La Victoria, la Policía Nacional logró recuperar 37 motores de vehículos de las marcas Nissan y Toyota, 10 culatas de motores, 24 cajas de cambio, ocho cajas de ventiladores, además de arrancadores y alternadores; y detuvo a tres personas.

En la segunda acción, la Policía de Tránsito intervino 39 vehículos con papeletas, los mismos que fueron conducidos, junto con sus choferes, a la comisaría.

EL PRIMER LAPSUS
Si bien durante su presentación llamó la atención por una curiosa arenga a los oficiales policiales en la sede de Córpac, en esta ocasión, Urresti llamó la atención por un pequeño lapsus verbal.

Mientras detallaba lo incautado por la PNP, el ex alto comisionado contra la minería ilegal confundió la palabra culata con el término culote.

"Aquí tenemos el resumen de lo recuperado: son 37 motores de Nissan Toyota, es decir 37 vehículos robados, 10 culotes... 10 culatas de motores, 24 cajas de cambio...", manifestó.